Impuesto a las Ganancias: en el Mercosur se paga con ingresos más bajos

El impuesto sobre los salarios se cobra en todos los países miembros del Mercosur: Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay, donde lleva otro nombre. A la hora de hacer un rápido repaso sobre la injerencia de este gravamen en el bolsillo de los trabajadores, el mínimo no imponible es más alto en la Argentina que en los países vecinos, lo que significa que en esas naciones se paga Ganancias desde sueldos más bajos. No obstante, en nuestro territorio las alícuotas son más elevadas. En varios casos, reciben algún tipo de actualización anual que compense la inflación, en general más baja que aquí.

En Argentina, el impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría (salarios) no tiene un mínimo no imponible, sino tres. Esto se debe al decreto 1.242 del año 2013. Hasta ese momento, el piso a partir del cual se pagaba Ganancias era de 8.360 pesos de salario bruto para un soltero y de 11.563 pesos para un casado con dos hijos. La normativa estableció que quienes entre enero y agosto de 2013 cobraban menos de 15 mil pesos de salario bruto (12.300 de sueldo neto) quedaban exentos del tributo. Para los que ganaban entre 15.001 y 25 mil, se incrementaban un 20% los topes, alcanzando a 10.032 pesos a un soltero y 13.875 para una familia tipo. Para aquellos que superaron en ese período los 25 mil pesos de remuneración bruta mensual (20.500 pesos de sueldo neto), el mínimo queda inamovible.

Una vez realizada todas las deducciones (que pueden ser por hijos, nietos, cónyuges, donaciones, entre otras) se aplica sobre la base imponible una alícuota que puede ser del 9% (si la misma está por debajo de los 10 mil anuales), 14% (entre 10 y 20 mil), 19% (entre 20 y 30), 23% (entre 30 y 60 mil), 27% (entre 60 y 90 mil), 31% (entre 90 y 120 mil) y 35 por ciento para aquellos que tengan una base imponible superior a 120 mil pesos anuales.

En Brasil, el mínimo no imponible es de 1.787,77 reales mensuales, unos 558,67 dólares, según datos del Ministerio de Hacienda de ese país. Esto equivale a 4.933 pesos al tipo de cambio oficial o 7.050 si tomamos el tipo de cambio »blue». Por encima de ese límite, y hasta los 2.679,3 reales, se paga una alícuota del 7,5%, a la cual se le puede deducir una suma fija de 134,08 reales. Es decir, una persona que gana 1.800 reales mensuales (562 dólares, o 4962 pesos a valor oficial y 7092 a valor negro), termina pagando 25 centavos de dólar (2,2 pesos o 3,15, según la cotización que se tome).

LEÉR MÁS  Echegaray absuelto, le inicia demanda a Prat Gay

Luego, los porcentajes que se abonan se elevan a 15%, 22,5% y 27,5% como máximo, para aquellos que ganen por arriba de 4.463,81 reales (1395 dólares, o 12.317/17.577 pesos). A ese porcentaje se le puede deducir unos 826,15 reales.

Por ejemplo, quien gane 5 mil reales por mes debería pagar 548,85 por impuesto a la Renta de Personas Físicas mensualmente. Esto equivale a 171 dólares o 1.514/2.158 pesos, sobre un sueldo equivalente a 1.562,5 dólares (13.796/19.718 pesos). Esto sin tener en cuenta otras deducciones posibles que puedan realizarse, como gastos en empleadas domésticas, servicios de salud o educación.

Uruguay tiene un Impuesto a la Renta de Personas Físicas (IRPF) con alícuotas y topes elevados en relación a la Argentina. En el país oriental acaban de actualizar los topes por inflación, un 8,62% en relación al año anterior, a partir de adecuar la Base de Prestaciones y Contribuciones, una variable que permite ajustar todo el impuesto. Como el mínimo no imponible equivale a siete BPC mensuales, el sueldo mínimo alcanzado a equivale a 21.363 pesos uruguayos, los cuales son intercambiables por 831 dólares (6.896 pesos a valor oficial, 10.487,22 a valor blue), de acuerdo a la cotización informada por el Banco Central de Uruguay.

Por arriba de ese piso, según un informe del diario El País, las alícuotas van del 10, 15, 20, 22, 25 y 30 por ciento sobre el ingreso imponible, para aquellos que ganen más de 350.963 pesos uruguayos por mes, que equivalen a13.650 dólares (120.536 pesos a valor oficial en Argentina, 172.263 en el mercado negro).

En Venezuela también utilizan como variable de ajuste del mínimo y las escalas la denominada Unidad Tributaria, cuyo valor fue fijado por el gobierno de Nicolás Maduro en 150 bolívares. Según los datos provistos por la consultora internacional PwC, quien gane anualmente el equivalente a más de 1.000 de dichas unidades deberá pagar el tributo. Con un tipo de cambio oficial desdoblado en Venezuela, y calculando en base al que se usa para las importaciones prioritarias (alimentos y medicinas) a 6,3 bolívares por cada billete estadounidense (para el resto de las importaciones el tipo de cambio se fijó a 12 bolívares), el mínimo no imponible sería equivalente a 1.984 dólares mensuales ($17.519/$25.038).

A partir de allí, las alícuotas van ascendiendo a 6, 9, 12, 16, 20, 24, 29 y 34 por ciento como máximo, para aquellos que ganen durante todo el año más de 6 mil Unidades Tributarias, o 900 mil bolívares de ingreso anual, que equivale a salarios mensuales de 11.904 dólares ( $105.119/$150.228). Al igual que en Brasil, del porcentaje que surge como impuesto a pagar se le puede deducir un monto fijo, también medido en UT, que van desde las 6, para aquellos que pagan una alícuota del 9%, hasta las 875 UT para el rango máximo.

LEÉR MÁS  Echegaray absuelto, le inicia demanda a Prat Gay

Paraguay utiliza el salario mínimo, decretado en 1.824.055 guaraníes, como medida para establecer quién paga el impuesto. De acuerdo al tipo de cambio informado por el Banco Central paraguayo, a 4.840 guaraníes por dólar, el mismo equivale a 376,87 dólares mensuales. Para quedar exento del tributo, según la ley 4673/2012 del vecino país, hay que ganar menos de 84 salarios mínimos al año; o sea, 7 por mes. Esto da un mínimo no imponible de U$S 2638,09 (23.294/33.292 pesos). Por encima del MNI, la alícuota es del 8% si ganan hasta 10 salarios mínimos mensuales y 10% si superan ese tope.

Si se aplicara en Argentina esta forma de calcular, y con un salario mínimo, vital y móvil fijado hoy en $4.716, el mínimo no imponible para el impuesto a las Ganancias debería estar por encima de los 33 mil pesos.

La ley en Paraguay establece además que se irá reduciendo paulatinamente la cantidad de salarios mínimos necesarios para empezar a cobrar el tributo, que comenzó siendo de 120 anuales en 2012. Para 2019, el mínimo estimado es de 36 salarios mínimos anuales; es decir, 3 mensuales, que medido según el salario mínimo argentino equivaldría hoy a $14.148.

»El salario no es ganancia» fue el leit motiv de las centrales gremiales que convocaron al paro el pasado martes. El reclamo por los descuentos que dicho impuesto imprime sobre los ingresos de una parte de los asalariados formales se convirtió en el principal motor de protesta de los gremios, tanto los más opositores como los más cercanos al Gobierno, que observan que una parte de los aumentos nominales que se consiguen en las paritarias son absorbidos por un tributo emparchado y que no se actualiza al ritmo del aumento de precios.
El Destape

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here