Gurú de la economía mundial que no es Kirchnerista afirma que la economía Argentina va mal

Guillermo Calvo profesor de economía en Columbia y famoso mundialmente por haber pronosticado el Efecto Tequila en 1994, sostiene que Argentina lidia con un sudden stop y advierte que si bien la tasa real alta puede parar la inflación, también “va a parar la economía”.

El flujo de capital hacia los mercados emergentes ha servido para explicar en buena medida los procesos virtuosos de países como Chile, Sudáfrica e incluso China. También sirve para explicar los fracasos y las crisis. Argentina se enfrenta, explica Guillermo Calvo, a un sudden stop (freno repentino) de ese flujo, frente al cual el Gobierno ha recurrido, ya en dos ocasiones en 2018, al FMI. Las consecuencias centrales de ese frenazo son la suba del tipo de cambio, el aumento de la inflación, la recesión y la caída del salario real. Frente a este contexto, el esquema de estabilización de Dujovne y Sandleris se basa en las famosas bandas de no intervención en el tipo de cambio (una “tablita”, según Calvo), la expansión 0 de la base monetaria y, sobre todo, una tasa de interés real alta. Un sistema frente al cual Calvo se muestra desconcertado: “Yo no lo vi nunca”.

¿El verdadero instrumento de estabilización del dólar es la tasa de interés?
Lo digo con mucha cautela: estamos aprendiendo. Yo no he visto esto en otra parte. El experimento de venir con esas tasas, tan poca credibilidad, un shock de sudden stop fenomenal y tratar de estabilizar la inflación con la base monetaria, no existe en otra parte. Lo están complementando con la tablita, en la parte inferior, a la que se están pegando. Como observador, digo que estamos convergiendo a un régimen de tablita. De golpe el día de mañana el tipo de cambio se vuela y no sirve más.

¿Eso es probable?
Yo no puedo hablar de probabilidades. Porque depende del Gobierno.

Dujovne dijo que la tasa se mantendrá alta durante mucho tiempo. ¿Qué opina?
Pero ¿cómo funciona una economía sin crédito? Cualquiera que tenga un mango lo va a meter en Leliqs. No sé qué quiso decir el Ministro. Si la tasa en este nivel es una medida para parar la inflación, sí, la va a parar. Pero también va a parar la economía. Es el peligro.

¿Cuál de las alternativas es peor?
Ninguna es buena. Pero, obviamente, una que esté basada en crear desempleo va a parar el país. Pero eso ya es un análisis político. Yo creo que a la gente le molesta la inflación, pero más le va a molestar no tener laburo.

Una inflación alta entonces no sería el principal problema…
Claro, es mala, pero hay que irse ganando la confianza. Bajarla así a punta de tasa de interés, yo no conozco…

LEÉR MÁS  El Banco Central suma facilidades para los que toman créditos UVA

Siguiendo su razonamiento, ¿la inflación es más consecuencia de las paritarias que del dólar?
Exactamente. Si uno fija la cantidad de dinero pero la gente no me cree eso y sigue remarcando, el dinero real cae y eso me produce desempleo. Cuando yo uso la tasa de interés, la cantidad de dinero es endógena. Antes, ellos tenían un ancla más débil. Ahora parecen tener un ancla más fuerte.

Respecto del tipo de cambio, con reservas o tasa de interés, ¿Argentina necesitaba esforzarse tanto para mantenerlo?
¿Con Sturzenegger? Creo que no era necesario. Se buscó fijar el tipo de cambio y ahí es donde ellos confundieron a todo el mundo. Además, con el carry trade que vino para ganar, en lugar de decirles: “Aguantátela, te la subo”, les dijeron: “Tomá, te pago”.

“A la gente le molesta la inflación, pero más le va a molestar no tener laburo”.

¿Recurrir al FMI en ese momento subrayó el riesgo de default?
Hubo dos FMI. Yo nunca he visto un staff report como el que dice que por culpa del Presidente el riesgo país se fue a las nubes, que había empeorado las expectativas. Como dicen los ingleses: “Con amigos como estos, ¿quién necesita enemigos?”. Después, prohibirle bajar la tasa de interés hasta que dos meses del REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) fueran para abajo. Es un micromanagement que nunca se ha visto. Eso es decirle al mundo: “Yo hice esto porque me metieron un montón de presión política, pero no me gusta”. Yo creo que Trump está atrás de esto, sin ninguna duda. Pero ¿qué pasó? Llegamos al segundo arreglo y el riesgo país siguió subiendo. Argentina dice que va a hacer el ajuste pero el mundo, pienso, no lo cree.

El principal error que admite el Gobierno es haber “subestimado” el contexto. ¿Siguen subestimándolo?
Podría ser. Es lo que estoy advirtiendo. Y es donde más tienen que laburar los políticos. Los economistas podemos ayudar para pensar, pero los acuerdos los tiene que hacer la política. Creo que estamos en el principio, todavía. Yo estoy preocupado porque veo el sudden stop. Porque veo que el país no tiene crédito, tampoco para el sector privado.

¿A qué tipo de acuerdo se refiere?
Donde se pongan de acuerdo, como en Israel en los 80, con que el salario real del sector público debe caer un 20%. Pero yo lo vi caer a López Murphy por mucho menos.

LEÉR MÁS  La inflación de mayo fue del 3% en Mendoza y acumula 56,8% interanual

¿Y a qué se enfrenta Argentina si no converge en eso?
Desempleo, desigualdad. Los sindicatos, que se llenan la boca a favor de los obreros, no hablan de los otros obreros, los que no están cubiertos por nadie, y que van a sufrir mucho. Excepto que salgamos del sudden stop, que, según lo que está pasando en el mundo, es improbable. Quizás Estados Unidos se desacelera, Europa también, la China también podría estar en problemas… en fin, no lo sé.

¿Qué salidas imaginás?
Cavallo tuvo una ventaja que ellos hubieran podido tener y no tomaron. Dejar correr el tipo de cambio, anuncio “chau Leliqs”, los bancos las cambian por cash, no les doy un centavo de reserva, la tasa de cambio se va a los cielos. Ahí es donde entra Cavallo. O como cuando entró Kirchner. Esa es otra salida, pero haría falta un Remes Lenicov… El problema es que eso tendría que ir con un acuerdo de precios y salarios como en el 2001. El objetivo es destruir esa liquidez excesiva que tiene el mercado. No tiene por qué tener un efecto real importante para el bolsillo de la gente. Esto que estamos viendo ahora es como -no es una crítica, es una observación- si tuviera un resfrío y me tomase una aspirina. Se me va a ir el dolor de cabeza pero no va a curar el resfrío. Esto que dice el Ministro, de que la tasa va a seguir alta, significa que vamos a seguir tomando aspirinas. Primero una, después dos, tres, cuatro, hasta que el estómago revienta.

El Gobierno apuesta como estrategia electoral al repunte en el segundo semestre.
Ya es medio un chiste eso del segundo semestre. Pero, fuera de broma, puede existir esa reactivación, milagro del Ave Fénix; hay lugar para eso. Hay que pensar en las exportaciones y en el turismo.

¿Qué consejo le daría al Gobierno?
Así como lo dije alguna vez, habría que poner al tanto al Presidente de que, mientras siga este frenazo, el salario real debe caer. Y eso hay que explicárselo a la gente. No es cuestión de que le pase sin saber. En este país se dice: “Uh, se cayó el consumo, se cayó el salario”, y sí, te cortaron el crédito. Si a mí me cortan una pata, voy a renguear. No puedo correr una maratón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here