En mayo la producción en fábricas cayó 26%

La producción industrial cayó un 26,4 por ciento interanual en mayo pero mejoró un 9 por ciento con respecto a abril. La baja acumulada del primer cuatrimestre del año con respecto al mismo periodo del 2019 es de 16,3 por ciento, informó el Indec.

Los rubros que más sufrieron en el impacto interanual, con mermas por encima del 48 por ciento, fueron automotores y otros equipos de transporte, textiles y prendas de vestir, industrias metálicas básicas y minerales no metálicos. El sector con menor caída fue el de alimentos y bebidas, cuya producción se redujo en 5,4 por ciento con respecto a mayo de 2019.

La producción industrial cayó un 26,4 por ciento interanual en mayo pero mejoró un 9 por ciento con respecto a abril. La baja acumulada del primer cuatrimestre del año con respecto al mismo periodo del 2019 es de 16,3 por ciento, informó el Indec.

LEER MÁS
«No me preocupa nada el futuro de Messi» | El presidente de Barcelona, confiado sobre la renovación del rosarino
LEER MÁS
Pipa Gancedo: «Me voy a trabajar a España porque ahí me abren las puertas de verdad» | Un nuevo camino
Los rubros que más sufrieron en el impacto interanual, con mermas por encima del 48 por ciento, fueron automotores y otros equipos de transporte, textiles y prendas de vestir, industrias metálicas básicas y minerales no metálicos. El sector con menor caída fue el de alimentos y bebidas, cuya producción se redujo en 5,4 por ciento con respecto a mayo de 2019.

LEÉR MÁS  La inflación todavía permanece estable

PUBLICIDAD

De la industria automotriz, que fue la más afectada con una caída interanual de 73,8 por ciento, toda la cadena de producción disminuyó fuertemente con respecto al año anterior: la producción de vehículos automotores cayó 85,4 por ciento interanual mientras que las autopartes lo hicieron en un 75,3 por ciento. Si bien durante mayo las terminales automotrices comenzaron a operar, el regreso al normal funcionamiento demorará por la complejidad de la cadena de valor de la industria.

Dentro de las empresas dedicadas al sector textil, el tejido y acabado de piezas fue el subrubro más golpeado por la crisis económica: disminuyó 71,3 por ciento interanual. La caída en la producción de hilados de algodón fue apenas menor: 62,6 por ciento. Estas bajas fueron mitigadas por un gran aumento en la preparación de fibras de uso textil: estas industrias produjeron 136,8 por ciento más que en mayo de 2019. Esta suba se explica en la situación que atravesó la campaña algodonera durante 2019. Las abundantes lluvias afectaron la cosecha de algodón, que actualmente se desarrolla normalmente e incide positivamente en los procesos de desmotado.

Las industrias metálicas básicas disminuyeron su producción un 54,8 por ciento interanual que se explica po la caída de la industria siderúrgica de un 56,2 por ciento en mayo. Según datos difundidos por la Cámara Argentina del Acero, durante mayo retornaron paulatinamente las actividades y comenzó a normalizarse el suministro de productos a los usuarios y distribuidores con entregas pendientes. Sin embargo, advierten que el nivel de pedidos continúa siendo reducido por la menor actividad de las industrias clientes.

LEÉR MÁS  Economía presentará un programa para impulsar la industria 4.0

Los principales rubros que conforman el sector de productos minerales no metálicos, que cayó 48,9 por ciento interanual, están relacionados con la actividad de la construcción. Los más afectados fueron productos de arcilla y cerámica (-78,7 por ciento) y artículos de cemento y yeso (-62,7 por ciento). La caída interanual del indicador de la actividad de la construcción, que mide la evolución del sector tomando como referencia los consumos aparentes de insumos requeridos para desarrollar la actividad, fue del 42,2 por ciento.

De la muestra de 1.700 empresas relevadas, el Instituto oficial de estadísticas informó que únicamente 38,6 por ciento de los locales pudo operar con normalidad en mayo, mientras que 50,3 por ciento operó parcialmente. «Dentro del conjunto de locales habilitados a operar en mayo, un grupo enfrentó dificultades para contar con el personal como consecuencia del aislamiento. Las plantas habilitadas a operar total o parcialmente alcanzaron un bajo nivel de producción por la reducción de la demanda interna por el aislamiento o de la demanda externa por la emergencia sanitaria», informó el Indec. Los empresarios industriales no tienen expectativas positivas para el periodo junio-agosto 2020: alrededor del 60 por ciento espera que la demanda disminuya con respecto a 2019.


Fuente: Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here