La diferencia esta en el plan económico que pide el FMI. Confian en la ayuda de los gobernadores radicales Morales y Valdés. El PRO pide dictamen propio.

Sergio Massa recibirá este martes a los jefes de Juntos Por el Cambio en Diputados para negociar la aprobación del programa económico que incluye el acuerdo con el FMI y forma parte del proyecto de ley enviado por el Gobierno el viernes.

Por ahora, el principal frente opositor sólo acepta por ahora votar el stand by, que es el crédito otorgado para pagar los vencimientos pautados por Mauricio Macri en 2018, aunque para el ministro de Hacienda Martín Guzmán las dos cuestiones son correlativas y así lo dejó expreso en el proyecto.

La sesión está prevista para el jueves o viernes y pese a la rebeldía del kirchnerismo, que este lunes retiró a sus diputados de la comisión de presupuesto antes que se iniciara el debate, en el Gobierno confían en lograr una mayoría.

Las fichas están puestas en la ayuda del bloque UCR por gestión de los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) Gustavo Valdés (Corrientes), que resultarían afectados si hay default. Los invitaron a exponer este martes en las comisiones y aprovecharán la visita para negociar el programa económico, tal vez en una reunión con gobernadores peronistas en el despacho de Massa, según informó LPO.

Lo concreto es que los diputados radicales, que tienen voluntad de acompañar, piden algunas modificaciones en el articulado que por ahora no es aceptado en la Rosada. «Si logran una redacción mejor, la ley sale», confirmó a LPO uno de los negociadores del bloque dirigido por Mario Negri, que se reunirá este martes por la noche para evaluar una salida.

LEÉR MÁS  Lanzan Fomentar Empleo, el programa que apunta a reforzar la inserción laboral

Guzmán no está convencido, pero escuchará las propuestas que le acerque Massa. Tienen tiempo hasta el miércoles, cuando se firmarán los dictámenes. El jefe del bloque oficialista Germán Martínez no descartó revisar el texto si no queda opción.

«No somos necios: si hay propuestas superadoras, que garanticen los objetivos que tiene que tener el Poder Ejecutivo en una negociación muy compleja con el Fondo, y permite elevar la base de consenso, nosotros estamos disponibles a escuchar. Pero tiene que ser una situación de compromiso: no para sacarle el cuerpo», solicitó en una entrevista a Diputados TV.

Desde la bancada oficialista vinculadas a la negociación aseguran que la ley sale, porque ni los gobernadores ni otros sectores de la oposición se animarán a dejarla caer, por el costo político que les traería cuando quieran presentarse como opción de gobierno.

LEÉR MÁS  Alberto Fernández recordó a Néstor Kirchner en el día del Censo

Además, los empresarios del círculo rojo también irán este martes al Congreso a pedir su aprobación. Llegarán después de sindicalistas y organizaciones sociales, todos a favor del acuerdo. Los que están en contra, como la CTA autónoma, marcharán el miércoles en las calles.

El más duro es el PRO que  amenaza con un dictamen propio si mantiene los anexos del memorándum económico adjuntado, que es el plan comprometido por Guzmán ante el FMI para garantizar la capacidad de pago.

El Artículo 2 que enciende el debate

El debate se da sobre el artículo 2 del proyecto enviado al Congreso, donde respaldar el acuerdo implica también darle su apoyo al programa fiscal diseñado por Guzmán, como parte de la negociación con el Fondo y los pedidos de ese organismo para lograr las metas macroeconómicas acordadas.

El artículo en cuestión dice: “A los fines del artículo 1°, se acompañan el “Memorando de Políticas Económicas y Financieras” y el “Memorando Técnico de Entendimiento”, como Anexos IF-2022-20313101-APN-SLYA#MEC e IF-2022-20313142-APN-SLYA#MEC, que componen el Programa de Facilidades Extendidas mencionado en el artículo precedente y que forman parte integrante de la presente ley”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here