El FMI no emitirá la recomendación sobre el “juicio del siglo” ante la Corte Suprema de EEUU en esta etapa

La directora general del FMI, Christine Lagarde, decidió hoy no emitir recomendación a la Junta Ejecutiva para presentar su posición ante la Corte Suprema respecto del litigio de Argentina con los fondos buitre »en esta etapa», si bien mantiene »profunda preocupación» por las implicancias que puede tener el caso a nivel mundial.

El FMI emitió una opinión que, si bien mantiene la posición de que el fallo del juez
Thomas Griesa por los bonos en default tendrá consecuencias graves para los países que reestructuren deuda, decidió no presentar el »amicus» en esta instancia judicial en la que se encuentra el caso, contrariamente a lo que había adelantado el sábado último

Christine Lagarde en conferencia ante la reunión de ministros del G20 en Moscú.
La justificación del cambio de opinión fue porque Estados Unidos cambió el apoyo que había sostenido inicialmente a esta iniciativa de Lagarde.

»La directora general del FMI (Christine Lagarde) ha retirado su recomendación de que la Junta Ejecutiva del FMI envíe un amicus curiae en el caso de Argentina, siguiendo la decisión de las autoridades de Estados Unidos de no apoyar la presentación en esta etapa», informó el vocero del organismo multilateral a través de un comunicado.

Esta tarde se realizó una reunión informal de directorio que trató el tema de la posibilidad de elevar una recomendación del Fondo ante la Corte Suprema de que revise la sentencia en cuestión, por el impacto a nivel internacional que puede tener el desenlace del denominado »juicio del siglo».

No obstante el cambio de la iniciativa del FMI, el funcionario del organismo advirtió que »el Fondo permanece profundamente preocupado sobre las amplias consecuencias sistémicas que la sentencia del tribunal de primera instancia pueda tener para el proceso de reestructuración de deuda en general».

LEÉR MÁS  Subieron los plazos fijos en la cuarentena

Fue lo que Lagarde manifestó públicamente ante el G20 en Moscú el fin de semana último de que el caso puede tener »implicancias negativas» para el sistema internacional, y que están plasmados en los documentos de público conocimiento que divulgó el FMI en mayo último, y que fueron votados favorablemente por el directorio de dicha institución.

Sin embargo, el Fondo insistió con que »la recomendación de la directora general se basa en el apoyo de Estados Unidos, siendo que no sería apropiado para el FMI presentar este escrito sin ese apoyo», admitió el portavoz.

En la discusión que tuvo lugar hoy -que se realizó en la sala de reuniones de Christine Lagarde y no en la habitual de los directores-, primó además la opinión de que »los directores manifestaron que el FMI debe mantener un principio de neutralidad con los países y no pronunciarse a favor o en contra, pese a que en este caso un fallo en contra de la Argentina tiene consecuencias sistémicas», indicaron a Télam fuentes muy cercanas a las deliberaciones.

Lagarde convocó hoy a una »restricted informal session», de la que participaron los directores de los países, y los directores de los departamentos del Hemisferio Occidental, Mercado de Capitales, y de Políticas, junto con el consejero legal del FMI, Sean Hagan, y especializado en el tema de fondos buitre en el organismo.

Es Hagan quien defiende la postura de las implicancias negativas para el FMI y para el sistema financiero internacional, si llega a prosperar la aplicación de un fallo como el del juez Thomas Griesa.

»Si bien hubo hoy en el FMI una discusión inédita, debido a las implicancias del caso, nunca antes había ocurrido que el Fondo se presentara en un caso judicial de un país», explicaron.

LEÉR MÁS  Pagos digitales en plena disputa

En tanto, fuentes legales del caso destacaron a Télam que »más allá de esta decisión del FMI, »las discusiones continúan, y no quita que de acá al viernes (plazo en que vence la posibilidad de realizar presentaciones ‘amigas´ apoyando la solicitud del país), lleguen respaldos de bonistas, y de otros gobiernos».

De hecho, hubo países que comenzaron a pronunciarse más abiertamente a favor de la Argentina, como Francia, que informó a las partes del juicio que presentará un respaldo al país en la batalla contra los fondos buitre, según confirmaron las mismas fuentes.

Francia, como otros países de la Unión Europea, entienden que un fallo adverso a la Argentina puede perjudicar futuros desembolsos del FMI, que deberán requerir de reestructuraciones de deuda exitosas, debido a la gravedad fiscal en la que se encuentran los países, que tienen dificultades para recuperar el crecimiento sustentable.

Estados Unidos, que ya avaló la postura Argentina en primera instancia, ante Griesa, y en segunda instancia, ante la Cámara de Apelaciones, indicó que no elevará posición por propia iniciativa, según indicó el vocero del departamento de justicia, si bien dejó la puerta abierta a que este escenario cambiará si la Corte Suprema es la que solicita el pedido.

De hecho, la posición de Estados Unidos también es pública y negativa a los fondos buitre, por el impacto que puede tener a nivel sistémico, y en las relaciones internacionales de los Estados Unidos, según indicaron en su oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here