El FMI esperará hasta el mes de abril para actualizar las proyecciones sobre la Argentina

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, precisó hoy que el organismo multilateral actualizará en abril próximo las proyecciones económicas sobre la Argentina, de manera de realizar un «pronóstico más certero», teniendo en cuenta que el Gobierno está en su etapa inicial.

En base a esto, el FMI mantuvo tal como estaban en octubre último las proyecciones del país, cuando estimó una caída de 1,3% del PIB para el 2020 y un repunte de 1,4% en 2021.

En conferencia de prensa celebrada hoy en Washington para explicar la actualización de las Perspectivas Económicas Mundiales de América Latina, difundidas en octubre último, Werner remarcó que «en esta ocasión no revisamos perspectivas económicas del gobierno para la Argentina».

La decisión tomó en cuenta «el inicio del nuevo Gobierno» y a la espera del efecto de las «medidas para disminuir la incertidumbre y permitirnos un pronóstico más certero en abril próximo, cuando tengamos más elementos» sobre la mesa, agregó.

Por lo tanto, el Fondo mantuvo los mismos valores que los estimados en octubre de 2019, a diferencia de otros países de la región en los cuáles sí hubo nuevas estimaciones y recomendaciones de políticas.

A tono con las palabras de la víspera del vocero del FMI, Gerry Rice, Werner calificó como «muy productivos» a los resultados del encuentro mantenido en Nueva York entre los funcionarios del Fondo con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

LEÉR MÁS  Cómo estará el tiempo este fin de semana

Si bien no precisó cuándo viajará la misión del FMI encabezada por Luis Cubeddu a la Argentina, consideró que la misma será «cuanto antes», luego del encuentro que mantendrá la titular del organismo, Kristalina Georgieva, con Guzmán el próximo 5 de febrero en el Vaticano.

Será durante un evento internacional sobre «la inclusión», del que participarán también los economistas Joseph Stiglitz y Jeffrey Sachs, entre otros.

«La misión se va a enfocar en trabajar y cooperar con las autoridades argentinas en lo que podamos cooperar, y en enfocarnos en construir el marco macroeconómico y entender mejor las políticas públicas que se van a implementar, y hacer nuestro trabajo de proyecciones económicas de la Argentina», dijo Werner.

«Es una agenda bastante abierta y amplia», agregó, que incluye temas de «cómo van a trabajar para revertir el incremento de la pobreza, en mejorar la distribución del ingreso y en reactivar la economía», entre otras cuestiones.

Y aclaró tajante: «no estamos demandando nada» respecto de las políticas económicas, si bien «es importante que cuando haya definiciones se vayan comunicando», dijo el funcionario, sobre el diseño del plan económico del gobierno de Alberto Fernández.

En lo que respecta al informe de actualización de las Perspectivas de la Economía Mundial difundido hoy por el FMI, el organismo proyectó para la región un crecimiento de 1,6% en 2020 y de 2,3% en 2021, “impulsado por una reactivación gradual del crecimiento mundial y de los precios de las materias primas».

LEÉR MÁS  Guzmán: "No va a haber devaluación"

No obstante, Werner advirtió que continúan los desafíos regionales, y remarcó «la fuerte incertidumbre” que sigue existiendo respecto a las políticas económicas de algunos de los principales países de América Latina, que siguen !limitando el crecimiento”.

A modo de ejemplo, indicó que “la incertidumbre acerca del rumbo de las reformas y las políticas económicas en Brasil y México probablemente contribuyó a la desaceleración del crecimiento del PBI real y la inversión en 2019”, si bien consideró que «las señales en estos países se están revirtiendo hacia una recuperación».

Asimismo, sostuvo que la “continuidad del rebalanceo económico en las economías estresadas que experimentaron frenadas bruscas de los flujos de capital en 2018-19 (Argentina, Ecuador) ha ayudado a restaurar los equilibrios internos y externos», pero alertó que «también ha contenido el crecimiento”.

En cuanto a Brasil, el ejecutivo puntualizó que “el crecimiento permaneció en un nivel moderado de 1,2% en 2019», pero destacó que «se proyecta que se acelere a 2,2% en 2020 gracias al repunte de la confianza tras la aprobación de la reforma de las pensiones y las menores tasas de interés de política monetaria en el contexto de una inflación baja”.

 


Fuente: Télam.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here