El FMI apoyaría la posición argentina en el juicio contra los fondos buitre

La semana próxima, el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría tomar una posición a favor de la Argentina en su pelea contra los fondos buitre que especularon con la deuda en default del país. Desde el lunes, y por pedido expreso de la titular del Fondo, la francesa Christine Lagarde, el directorio del organismo de crédito multilateral tratará el caso argentino. »La idea es que luego de hacerlo, el FMI se plantee la presentación de un ‘amicus brief’ ante la Corte de los Estados Unidos, para que en esa instancia se revierta el fallo de Thomas Griesa y el de la Cámara de Apelaciones», adelantó a Tiempo Argentino Eugenio Bruno, abogado del Estudio Garrido, especializado en reestructuración de deudas soberanas. Garrido dijo que »el board del Fondo debería aprobar el avance a favor de Argentina, porque se deriva de un pedido expreso de Lagarde».

Otros analistas explicaron que, evidentemente, hay un interés de los Estados Unidos por interceder a favor de Argentina, dado que un fallo en contra del país terminaría impactando en otros casos similares, con un efecto global negativo a nivel mundial. Además, su apoyo tiene que ver con un contrapeso contra el malestar contra Argentina que parte desde los países de la Unión Europea (UE). El precedente que generaría un fallo en contra de Argentina no es menor: indicaría que todos aquellos países que están en proceso de reestructuración de deuda o que lo hicieron recientemente, no podrían ofrecer canjes acorde a sus necesidades, sino que deberían aceptar que sus acreedores cobraran la totalidad de lo invertido en bonos que cayeron en default.
La semana pasada, en un artículo publicado en diario estadounidense The Washington Post, se dejó entrever que funcionarios del Departamento de Justicia se habían reunido con abogados de las partes por pedido del presidente Barack Obama. Cabe recordar que, por lo menos, Estados Unidos a través de diferentes organismos de su gobierno federal habían presentado por lo menos cinco amicus curiae a favor de la Argentina en el juicio armado por los fondos buitre NML Capital y Aurelius, que buscan sacar provecho cobrando al 100 por ciento.
Para contextualizar la pelea, los fondos de cobertura, dirigidos por la empresa del republicano y el multimillonario Paul Singer, han estado luchando en los tribunales de EE UU para obligar a Argentina a pagar lo que, bajo su punto de vista, es valor razonable de la deuda. Argentina alcanzó un acuerdo con la mayoría de los tenedores de bonos para pagar una porción de la deuda, pero Singer y otros tenedores rechazan el acuerdo. El gobierno argentino presentó el pasado 25 de junio un recurso de apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos contra una sentencia de un juez federal estadounidense en favor de los fondos de inversión. El recurso pretende revertir un fallo del juez federal Thomas Griesa que conminaba a Argentina al pago de U$S 1330 millones a los tenedores de deuda soberana que no entraron en el canje propuesto por el gobierno.

LEÉR MÁS  Bodegas de Argentina cierra el año y hace una evaluación del sector

Argentina entiende que aquella sentencia »representa una intromisión sin precedente dentro de las actividades de un Estado extranjero dentro de su propio territorio que hace que surjan preocupaciones sobre las relaciones exteriores de Estados Unidos».

Argentina espera la decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York en el litigio entablado por fondos de inversión especulativos contra el país en demanda del pago de U$S 1300 millones por bonos en mora desde 2001.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here