El empleo no registrado, hasta del 50% en construcción y agro

La construcción y el agro lideran el ranking de las actividades económicas con mayor nivel de informalidad laboral, según se desprende de las fiscalizaciones desarrolladas por el Ministerio de Trabajo durante el corriente año. Las inspecciones de la cartera laboral entre enero y octubre pasados revelaron que la tasa de trabajadores no registrados en el sector de la construcción alcanza al 49%, mientras que para la actividad agrícola llega al 46%, seguido por establecimientos del rubro gastronómico (35% en restaurantes) y comercios, donde asciende al 30 por ciento.

»El problema de la informalidad en el sector asalariado incluye a los empleos de baja calidad; las remuneraciones arbitrarias; las jornadas excesivas; la carencia de salud y seguridad; y el no acceso a los sistemas previsionales», aseguró la viceministra de Trabajo, Noemí Rial. Durante los primeros diez meses del año y en el marco del Plan de Regularización del Trabajo se relevaron un total de 118.748 establecimientos productivos y se espera que en todo 2013 se superen las 119.128 inspecciones realizadas durante el año pasado.

Los casos de ilegalidad detectados comprenden la utilización indebida de la figura del monotributo; los usos contrarios a las leyes de cooperativas; y los fraudes, a través de las medias jornadas. En los casos más flagrantes de vulneración de derechos, los empleadores incurren en el delito de la trata de personas, que se concentra principalmente en establecimientos rurales y textiles, y afecta en un 78% a trabajadores extranjeros. La tasa de regularización luego de la inspección alcanzó al 45% durante 2013, por encima del 42% registrado en 2012.

LEÉR MÁS  El Gobierno Nacional trabaja para incluir productos para la renovación de Precios Cuidados en octubre

Durante operativos específicamente dirigidos a la actividad ladrillera, se relevó la situación de 70 hornos de ladrillos distribuidos en San Rafael (Mendoza), Chaco, Corrientes y el conurbano bonaerense. Sobre 250 trabajadores relevados el 78% estaba en negro, con situaciones extremas en Corrientes (la totalidad de los obreros) y en San Rafael (el 96%).

»Tenemos una tasa de trabajo no registrado muy alta, lo que hace que sea relativamente ‘fácil’ de bajar con decisión política y un accionar fuerte por parte de los sindicatos, que son los que tienen más elementos para llegar a la base de la pirámide del empleo informal», explicó a Tiempo Argentino Oscar Martínez, especialista del Taller de Estudios Laborales.

»Siempre existió un núcleo duro de trabajo no registrado difícil de combatir, pero si pensamos que uno de cada tres empleados está en negro, todavía estamos lejos de llegar a ese núcleo. Hace falta una política más agresiva en materia de inspecciones y ver cómo se articula con los sindicatos, muchos de los cuales se sienten cómodos con los afiliados que tienen en blanco y no lo toman como un problema. De los empresarios no se puede esperar demasiado», agregó Martínez.

Según el especialista, uno de los factores que podría impulsar un descenso en los niveles de informalidad tiene que ver con la implementación de mayores controles sobre las tercerizaciones laborales. »Si bien tercerización y trabajo no registrado no son sinónimos, es claro que este último se encuentra muy extendido en las tercerizadas porque es una fuente de abaratamiento de costos para los empresarios, que en muchos casos contratan menores o incluso extranjeros provenientes de países limítrofes», afirmó.

LEÉR MÁS  La desconfianza aún predomina en el mercado

Sindicatos y empresarios vienen discutiendo desde hace meses un paquete de iniciativas elaboradas por el Ministerio de Trabajo para combatir el trabajo no registrado, entre las que se encuentran una serie de incentivos fiscales para el universo de las microempresas. »El 60% del total de trabajo no registrado se da en microempresas con cinco o menos empleados, que pueden ser por ejemplo pequeños talleres o comercios, y del total de trabajadores en esas unidades, el 70% no está registrado», explicó a este diario una fuente oficial.

Paralelamente, se creará un registro de empleadores donde figurarán aquellas firmas o empleadores que tengan incumplimientos en materia de registración del vínculo laboral. »La meta, en el corto plazo, es bajar el trabajo no registrado a un rango del 20 al 30% », indicó la fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here