El BCRA sube las tasas para intentar frenar el dólar

El Banco Central sigue subiendo la tasa de interés para calmar la dolarización del mercado. Este jueves superó el 63 por ciento por primera vez desde el 25 de junio y hace más de dos semanas que la autoridad monetaria la viene aumentando en forma diaria. Los operadores de las mesas de dinero aseguraron a este diario que se está interviniendo con el equivalente a 100 millones de dólares por día en el mercado de futuros. Este viernes es la última jornada ante de las elecciones y no se descartan nuevas medidas para contener la presión financiera. Las reservas del Central cerraron en 66.380 millones de dólares y bajaron 22 millones. En los últimos cuatro días hubo un retroceso de 1175 millones de dólares.

El tipo de cambio comenzó la semana con tensiones por la devaluación de China y su impacto en las monedas de economías emergentes. Pero con el correr de los días y cierta moderación del conflicto internacional se calmaron las subas. La cotización cerró este jueves en 46,47 pesos y marcó un retroceso de 0,7 por ciento (33 centavos). La tasa de interés de las Leliq terminó en 63,28 por ciento, contra 62,93 del día anterior. En los mercados globales hubo alivio para las monedas emergentes. El peso mexicano anotó apreciación de 1 por ciento, el colombiano de 2 por ciento y el real brasileño, de 1 por ciento.

LEÉR MÁS  La Universidad Nacional de Cuyo aprobó la paridad de género en sus cargos electivos

“Las monedas emergentes reaccionaron apreciándose porque hay indicios de alguna tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Los inversores empiezan a observar que las disputas entre estas potencias son menos importantes de lo que se pensaba y que antes o después se sentarán a la mesa para negociar”, planteó Mariano Di Maggio de InvertirOnline. El analista aseguró que en el mundo los principales activos cerraron con rebotes importantes. En Nueva York las bolsas subieron casi 2 por ciento. Subió el petróleo y el clima financiero fue más optimista para las economías que dependen de las materias primas.

En la bolsa porteña hubo mucha cautela entre los inversores. La principal estrategia es esperar líquidos a ver qué pasa después de las elecciones. “Los fondos empezaron a vender las posiciones en acciones y bonos. Por eso hubo caídas importantes en algunas empresas. La apuesta es quedarse con liquidez por unos días y con el resultado del domingo volver a armar el esquema de inversión para las próximas semanas”, dijo Di Maggio. Aseguró que el escenario es binario para la próxima semana. “Una diferencia de 3 puntos puede ser tomada positivamente por el mercado y profundizar la apreciación del tipo de cambio e incluso cierta reducción de las tasas de interés. Pero también existe espacio para que el mercado tenga una sobrerreacción principalmente sobre el tipo de cambio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here