Economía postergó los pagos de capital del AF20 al 30 de septiembre

Con críticas a los bonistas que no quisieron aceptar el canje ofrecido a principios de mes, el ministerio de Economía se negó a validar las presiones para que se allane a las demandas de los financistas.

El Ministerio de Economía resolvió postergar hasta el 30 de septiembre el pago de un vencimiento de capital de un bono por 96 mil millones de pesos que caía este jueves, después de la negativa mayoritaria de los bonistas de aceptar un canje por otros títulos en pesos a mayores plazos y con tasas más bajas. Aunque las tres alternativas de títulos ofrecidos incluían una tasa variable o ajustable (por CER, badlar o dollar linked según la variante elegida), los fondos de inversión del exterior le dieron la espalda al considerar que la fórmula propuesta suponía una reducción del capital invertido. En consecuencia, la cartera que dirige Martín Guzmán dispuso que “se pagarán los intereses al vencimiento, mientras que la amortización será postergada, en esta instancia hasta el 30 de septiembre del corriente año, de modo de poder contar con más tiempo para poder reestructurar este bono de una forma consistente con el resto de la reestructuración de la deuda externa”, según indicó un comunicado del Palacio de Hacienda.

“Este gobierno no va a aceptar que la sociedad argentina quede rehén de los mercados financieros internacionales, ni va a favorecer la especulación por sobre el bienestar de la gente”, indicó la cartera que conduce Martín Guzmán. Aclaró que “la situación será distinta para los tenedores individuales con posesiones inferiores a US$ 20.000 al 20 de diciembre pasado”, y remarcó que “a este grupo de tenedores no se les postergarán los vencimientos de capital”.

El bono dual 2020, identificado en el panel bursátil como AF20, tiene la característica singular de que su rendimiento estaba definido en base a dos variables, aplicándose a su vencimiento la que resultara mayor, es decir la más beneficiosa para el inversor. Una fórmula estaba atada a una tasa de interés en pesos, la otra a la variación del dólar (dollar linked) más una tasa fija de interés. Como su emisión es de julio de 2018, cargó hasta su vencimiento el impacto de la hiperdevaluación de los últimos dieciocho meses de gobierno macrista, rendimiento que obviamente dejó muy atrás al ofrecido por la también muy altas tasas en pesos.

LEÉR MÁS  La producción industrial desaceleró su caída

“El bono AF20 fue emitido el 13 de julio de 2018, en el contexto de lo que ya era una profunda crisis económica, cambiaria y de deuda, atando potencialmente los pagos del activo a la evolución del dólar, que es lo que establece el componente dólar linked de este bono dual”, recordó ayer el Ministerio de Economía en su comunicado. “Lo que se hizo fue emitir deuda atada al dólar en una situación insostenible, una receta para agravar los problemas”, agregó.

Economía recordó que el 3 de febrero ofreció un canje de Bonos Dual 2020 por otros cuatro títulos con vencimiento a mediados del 2021 que tuvo una adhesión cercana al 10%.”El canje buscó cambiar el perfil de este bono insostenible por otro que fuese sostenible. Hubo cooperación de tenedores locales pero no hubo cooperación por parte de un grupo de fondos extranjeros que posee la mayor tenencia del instrumento”, agregó la comunicación oficial. Subrayó que, por el contrario, “lo que expresaron tales fondos es que para ellos este instrumento es un bono en dólares, y que sólo estarían dispuestos a recibir otro similar atado al dólar a un plazo muy corto, lo que este gobierno considera incompatible con la estrategia integral de restauración de la sostenibilidad de la deuda”.

Economía resaltó que “esta postergación de los vencimientos de capital de este título no afecta ni interrumpe en modo alguno la estrategia de normalización de la curva de rendimientos en pesos”. La reacción del mercado en este martes, con caídas de más del 30 por ciento en la cotización del bono AF20, del 4 al 5 por ciento en general en los títulos emitidos en dólares y hasta del 12 por ciento en los restantes bonos en pesos, fue tomado con serenidad en el equipo económico. “El mercado necesita digerir este paso, nosotros no tenemos que digerir nada, seguimos adelante con nuestra política de normalización del mercado”, se podía escuchar reflexionar en el Palacio de Hacienda.

LEÉR MÁS  Presentaron el nuevo plan gas

“Las condiciones de mercado son tales que esta administración no observa dificultades en cuanto a la capacidad de enfrentar los vencimientos de la deuda en pesos al mismo tiempo que se preserva la consistencia del programa macroeconómico integral, en particular sus componentes fiscales, monetarios y financieros”, agrega el comunicado.

“La lógica que subyace a esta decisión es sencilla: quien trató al AF20 dual como un bono en dólares recibirá el tratamiento que se le está dando a la deuda en dólares, mientras que quien lo trató o busque tratarlo en el futuro como un bono en pesos, recibirá un tratamiento consistente con el objetivo de reconstruir una curva sostenible de rendimientos en pesos”. Además, quienes sigan con el bono AF20 en su poder tendrán la opción de canjearlos en próximas licitaciones de títulos emitidos en pesos.

Este miércoles, el Ministerio de Economía licitará dos letras Lebad por hasta $10.000 millones tras el anuncio de la postergación del pago de capital del bono dual. El gobierno buscará captar, al menos, 8300 millones de pesos para cubrir el pago de las Lecap que vencen el día siguiente sin necesidad de volcar más liquidez al mercado. Las autoridades económicas confían en tener “una actitud colaborativa” que muestre que el plan de normalización sigue avanzando.

 


Fuente: Página12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here