Cuatro de cada 10 pymes son dirigidas por mujeres

Sin embargo, desde la CAME advierten que encuentran dificultades para acceder al crédito y falta capacitación.

En 4 de cada 10 pequeñas y medianas empresas (Pymes) son mujeres quienes toman las decisiones. Es una de las conclusiones del informe “Indicador de Participación de la Mujer en las Pymes” (Ipamup) elaborado en base a una encuesta realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Sin embargo, advierten que son minoría en el acceso a créditos.

De acuerdo a este trabajo en el 21,1% de las empresas la que decide es únicamente una mujer y en el 18% deciden ambos (hombre o mujer).

Ipamup resalta la importancia del poder de decisión de las mujeres al interior de las empresas lo que puede enriquecerse con la mirada que tienen por ser ellas quienes deciden el 65% del gasto de la familia. “La igualdad de género es un buen negocio”, remarcó la especialista de Sector Privado de ONU Mujeres, Verónica Baracat, en el encuentro donde se presentó y agregó: “A todos los gobiernos les conviene que las mujeres ganen más, porque además invierten mucho más en educación y salud”.

En tanto, la economista Victoria Giarrizzo resaltó: “La pyme es la salida laboral ideal para las mujeres emprendedoras, porque les permite flexibilizar los horarios para ser empresaria y mamá, pero padecen de grandes desventajas a la hora de conseguir un crédito para abrir un negocio o expandirse”.

Esa dificultad de acceder al crédito ha sido señalada por sectores empresarios mendocinos y reflejada en un proyecto de ley que apunta a remediarlo. A través de este se busca crear una línea de crédito específicamente destinada para aquellas pyme cuyo capital y/o dirección esté mayoritariamente en manos de mujeres. 

Apunta a crear el Programa “Mujer Pyme Mendoza” en el marco del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía del Gobierno. Las empresas identificadas como tales podrán acceder a créditos a través del Fondo de la Transformación y el Crecimiento de Mendoza.

De aprobarse, podrán acceder quienes cumplan con los requisitos: que 51% de la propiedad de la empresa o paquete accionario esté en manos de una mujer así como que en esa misma proporción ocupen cargos directivos. Otra opción es que 25% de las acciones sean de una mujer y que pertenezca a la alta gerencia.

Otro beneficio que se contempla es una reducción plurianual del 50% en el pago de Ingresos Brutos por un periodo no mayor a 5 años.

Fundamentos

El proyecto fue presentado por la diputada María José Sanz (UCR) hace un par de semanas y ya tiene estado parlamentario, está listo para ser tratado en comisiones. “A nivel internacional que entre 18 y 19% de los créditos bancarios son otorgados a mujeres pero también sabemos  por informes internacionales que son las mejores pagadoras”, explicó la legisladora a Los Andes.

“Esto demuestra que las mujeres necesitan un apoyo extra, políticas de discriminación positiva que apuntan a favorecer a un grupo social que por algún motivo no tiene acceso a un beneficio y en ese sentido va este proyecto. En líneas generales es similar a la ley de paridad”, agregó. Dijo que también han detectado como una de las debilidades, la capacitación en habilidades financieras.

El texto señala que en Mendoza hay mujeres que han formado empresas que se destacan por la calidad de sus productos, la innovación y creatividad empleada en los mismos.

Refiere que según estudios de la Corporación Financiera Internacional, a nivel global, las mujeres suponen el 35% de los clientes bancarios, concentran el 19% de los préstamos y el 24% de las cuentas. Además, reciben en promedio préstamos por menos de la mitad de los que se otorgan a hombres y mantienen depósitos por menos de dos tercios que los hombres.

Por otra parte, en los mercados emergentes un tercio de las pymes pertenece a mujeres pero solo 10% tiene acceso a los servicios financieros necesarios para hacer crecer sus negocios.

Lila de la Torre es referente de mujeres empresarias de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (Ucim). Dijo que en la provincia se desempeñan sobre todo en servicios: “hay un gran desarrollo de mujeres profesionales y muchas en áreas de servicios que trabajan en desarrollos personales”.

Por otra parte, tienen gran participación en zonas rurales o el sector agropecuario y en ese plano destacó que uno de los obstáculos es la falta de capacitación de muchas, incluso que no han terminado el secundario.

“Las mujeres deben tomar un protagonismo que depende de la valentía de decisión de pensar por sí mismas y de las posibilidades en cuanto a las capacitaciones a las que se accedan”, subrayó.

Paridad en asociaciones y cámaras empresarias

Después de la ley de paridad en cargos electivos, ahora se busca ir por más en otras instancias de decisión.

Un proyecto presentado en el Senado provincial busca establecer que los consejos, las cámaras empresariales, asociaciones, colegios y consejos se integren por, al menos, la mitad de mujeres.

«El aporte de las mujeres es fundamental en todos los ámbitos, porque amplían perspectivas, aportan nuevas ideas e innovaciones y llegan a nuevas audiencias», destaca.

Propone que la implementación sea progresiva: luego de la promulgación deberán integrarse con al menos el 25% de mujeres y para cuando se cumplan 4 años de promulgada cumplir con el 50%.

El estudio

El «Indicador de Participación de la Mujer en las Pymes (Ipamup) se realizó en noviembre. Consideró 1.526 industrias y comercios pequeños y medianos del país.

Expresó avances pero a la vez que las inequidades persisten.

Fue presentado en el encuentro «Mujeres y negocios: su impacto en las organizaciones», del que participaron más de 100 dirigentes empresarias de todo el país.

Más participación en el comercio 

El informe de CAME concluyó también que la participación de la mujer  en  la toma de decisiones es mayor en el comercio que en la industria. En el primero la participación promedio femenina es de 42,1%, mientras que en la segunda actividad ellas son las que toman las decisiones en 29,5% de las empresas.

El escenario cambia si se considera aquellas empresas en las que deciden únicamente mujeres. En la industria esto sucede en 8,2% de pymes, mientras que en el 69,4% decide únicamente un varón. En el caso del comercio, en el 25,2% decide únicamente una mujer y en 57,8% un varón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here