La industria del software superó los 130 mil empleados en 2021, aumentando su nómina en un 13 por ciento con respecto a 2020. Es un sector que cuenta con salarios altos y sigue demandando empleo. Proyecta crear 500.000 puestos de trabajo en 2030. Los perfiles más buscados son programadores para automatización de prueba, diseñadores de aplicaciones móviles, especialistas en machine learning y en robotización en general, entre otros puestos específicos.

La recuperación económica de Argentina en 2021 impactó en el aumento del nivel de empleo y generó una baja en la desocupación, que tocó un piso de 7 por ciento. En este marco, la industria del software no fue la excepción. Pasó de contratar 116.616 empleados en 2020 a 132.120 en 2021, lo que implica un 13,3 por ciento de aumento. En los últimos dos años el crecimiento fue de 16,5 por ciento llegando a ser la actividad de más de 50 mil empleados que más trabajo generó en el país.

Los datos los comparte la Cámara de la Industria Argentina del Software de Argentina (CESSI), entidad que nuclea a las empresas del sector. De acuerdo a la Cámara, el salto del 13 por ciento es una buena señal teniendo en cuenta que desde 2016 hasta 2020 la tasa de crecimiento oscilaba entre 3 y 7 por ciento. También es un guarismo alto si se lo compara con la creación de empleo en otros rubros: maquinaria y equipos creó 3.273 puestos laborales, aumentando 8 por ciento con respecto a 2018 y productos químicos creó 3.468 empleos entre 2019 y 2021, creciendo 3,5 por ciento. Las perspectivas del sector son positivas, con planes de generar 400 mil empleos para 2031.

LEÉR MÁS  La industria del software creó 1.470 empleos en marzo

La economía del conocimiento es el tercer complejo exportador y, a diferencia de la mayor parte de los sectores de la economía, cuenta con pleno empleo e incluso un déficit de programadores para cubrir puestos que se crean exponencialmente. El sector cumple con todos los requisitos para aportar al crecimiento de la economía: es intensivo en un tipo de trabajo bien remunerado porque exige un nivel medio o alto de calificación, produce servicios transables y competitivos para el mercado global, y aporta al aumento de la productividad en el resto de la economía gracias a la propia naturaleza de la actividad: generar y difundir conocimientos para hacer más eficientes otro tipo de actividades económicas.

Salarios altos

Los empleados del sector se encuentran dentro del 10 por ciento de los que más cobran en el país. Hasta agosto de 2021- último dato disponible- los sueldos del área de Software demostraban una mediana salarial  neta de 130.350 pesos por mes.

La CESSI asegura que esa mediana es mayor si solo se consideran los datos salariales de las empresas nucleadas en su organización, que en agosto del año pasado era de 167.800 pesos mensuales. El número es alto teniendo en cuenta la mediana salarial para los 6,5 millones de trabajadores del sector privado de acuerdo al Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación de 79.500 pesos para agosto del año pasado.

LEÉR MÁS  La actividad económica registró una suba del 4,8% en marzo

El problema: faltan talentos

Una de las problemáticas que más intranquiliza a las empresas del sector es la «escasez de talento» ante la demanda laboral. De los 15.000 puestos que quedan sin cubrir cada año en las industrias, casi 10.000 son en el sector IT. 

La respuesta del Estado a esta problemática fue la inclusión de un capítulo especial de instrucción en la Ley de Economía del Conocimiento que otorga beneficios fiscales a las empresas. Al mismo tiempo, el Ministerio de Desarrollo Productivo impulsa Argentina Programa para capacitar de manera gratuita a quienes quieran acercarse al mundo de la programación y también a quienes tengan una experiencia previa.

El plan capacita a jóvenes para facilitar la incorporación de recursos humanos en la industria del software y sectores afines. La capacitación es en dos etapas: un curso gratuito y virtual de 2 meses sobre introducción a la programación más una cursada en modalidad mixta durante 6 meses con contenidos específicos según los perfiles más demandados. Las dos etapas cuentan con una certificación conjunta del Ministerio de Desarrollo Productivo y la CESSI. Se inscribieron más de 700 mil personas en las dos ediciones con las que contó el programa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here