CAME informó que la actividad se desplomó en mayo 50,8 por ciento

Solo el 12 por ciento de los comercios registró incrementos en sus ventas.

Las ventas minoristas se desplomaron en mayo un 50,8 por ciento interanual y acumulan un retroceso de 31,9 por ciento en lo que va del año, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) este domingo. La continuidad de la cuarentena destinada a frenar el coronavirus viene impactando de lleno en la actividad comercial y la flexibilización que se autorizó en mayo para algunos comercios no influyó sustancialmente, pues en abril la caída había sido de 57,6 por ciento.

Todos los rubros cerraron en baja. Los comercios que registraron el mayor derrumbe fueron “Relojerías, Joyerías y bijouterie” (-75,6 por ciento), Indumentaria (-77,5) y “Mueblerías, decoración y artículos para el hogar” (-73,2 por ciento). Le siguieron “Perfumería y cosmética” (-55,3 por ciento), “Ropa y artículos de deportivos” (-61,6) y “Librerías y Jugueterías” (-64,1 por ciento).

Por último, los ramos con menos caídas interanuales en el mes fueron “Alimentos y Bebidas” (-14,8 por ciento), “Farmacias” (-12,9) y “Ferreterías, materiales eléctricos y para la construcción” (-35,5 por ciento). Los tres sectores, que fueron esenciales desde el inicio de la cuarentena, cayeron por debajo del promedio.

LEÉR MÁS  La recaudación bajó más de 20 puntos en términos reales

CAME informó que solo un 12 por ciento de los comercios relevados pudo escapar a las consecuencias de la pandemia y finalizar el mes en alza. El resto, tuvieron derrumbes de hasta 100 por ciento, pues son miles los comercios que no pueden abrir sus puertas desde hace casi tres meses. Las subas se registraron en Farmacias principalmente, seguido por Alimentos y Bebidas.

Los datos surgen de la medición de CAME en base a 1100 comercios de todo el país relevados entre el lunes 1 y el sábado 6 de junio por un equipo de 30 encuestadores localizados en las capitales del país.

“Hay fuerte preocupación en los negocios por la falta de ventas. La mayoría ya implementó la modalidad electrónica, algunos invirtieron en publicidad en redes, aun así, la salida es poca y no se cubren los gastos fijos. Además, hubo problemas con los proveedores y las entregas no están llegando a tiempo”, agrega el informe.

LEÉR MÁS  El premio Nobel Joseph Stiglitz dice cómo se podría recuperar la economía

El trabajo de CAME no incluye un pronóstico sobre cómo evolucionará la actividad en los próximos meses, pero es de esperar que al menos en junio no haya cambios significativos porque la cuarentena se prorrogó hasta el día 28 sin cambio significativos para la actividad comercial en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, donde se concentra la mayor actividad. Donde sí puede registrarse una mejora es en algunas de las capitales del país donde sí se han ido flexibilizando las restricciones que regían sobre la actividad comercial al no registrarse nuevos casos de coronavirus.

 


Fuente: Página/12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here