Brasil facilitaría el ingreso de la uva en fresco de Argentina

Una mesa de negociación permitió avanzar en la posible eliminación de trabas para productos principalmente de las economías regionales.

El Gobierno Argentino receptó un pedido hecho por parte de COVIAR, el INV y los gobiernos de Mendoza y San Juan, y se avanzó en un acuerdo entre los servicios sanitarios de ambos países para implementar auditorías que, de resultar exitosas, permitirán levantar barreras fitosanitarias que hoy le quitan competitividad a la producción nacional en este mercado regional clave.

La uva en fresco o de mesa de Argentina podría ver su ingreso facilitado a Brasil, un mercado regional clave que al año tiene importaciones totales por 14.525 toneladas.

Los servicios sanitarios del Gobierno argentino trabajaron junto a sus pares brasileños para lograr este posible resultado. En agosto de 2020 el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, se reunió con el Directorio de la Corporación, una mesa de la que participan el Instituto Nacional de Vitivinicultura, y los gobiernos provinciales representados por los ministros de Economía de Mendoza, Enrique Vaquié, y de la Producción de San Juan, Andrés Díaz Cano. En ese encuentro puntual participó también el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra.

Agenda común

De esa agenda de trabajo común, que tenía por objetivo incrementar las exportaciones de los productos vitivinícolas a Brasil, surgió un acuerdo que busca beneficiar a la uva en fresco argentina. Es que los auditores del Ministerio de Agricultura de Brasil aceptaron viajar a la Argentina en breve para hacer una auditoria del Sistema de Mitigación de Riesgo propuesto por SENASA, que contempla una serie de procedimientos para lograr un producto que cumpla con todos los requisitos fitosanitarios que Brasil exige. Estos procedimientos van a garantizar la ausencia de ácaros y practicas tendientes a evitar Lobesia Botrana. De resultar exitosa la auditoría, se facilitará ampliamente la exportación de uva en fresco a Brasil.

Hasta ahora, para el envió de uva en fresco a Brasil se exigía el tratamiento con bromuro de metilo, un procedimiento costoso para la producción local que prácticamente la dejaba fuera de mercado. Así la uva en fresco de Argentina perdió participación en Brasil, un país que importa al año unas 14.525 toneladas, de la que Chile concentra el 63%. La uva en fresco de Argentina, pese a tener arancel cero en Brasil, fue relegada a una participación de mercado de sólo el 22% promedio en los años 2018/2019.

Principal exportador

En todo el 2019, Argentina exportó uva en fresco por un total de 6.794 toneladas, según datos del INV. A nivel de producción, San Juan cultiva el 90% del volumen total de uva de mesa del país y es también la principal exportadora. En San Juan se concentra la producción de uva de mesa y cuenta con 29 empacadoras las empresas prestan servicios a productores independientes. Son firmas que están integradas verticalmente en todas las líneas de producción con alto perfil exportador.

Si bien el acuerdo comenzó a construirse meses atrás con las gestiones que llevó adelante el embajador Scioli, terminó de concretarse la semana pasada cuando el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, luego de participar del Desayuno de COVIAR en Mendoza viajó a Brasil y tuvo un encuentro con su par Tereza Cristina Correa del que también participaron la presidenta del INTA, Susana Mirassou, y el vicepresidente del Senasa, Carlos Milicevic. Allí los funcionarios abrieron una mesa de negociación que permitió avanzar en la posible eliminación de trabas para productos principalmente de las economías regionales. Es preciso agregar que en el pedido por este tema realizado por COVIAR el año pasado, participaron también los gobiernos de Mendoza y San Juan, y el requerimiento fue respaldado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV)..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here