Argentina, entre los 10 mayores productores de té

Si bien se trata de una bebida milenaria, »en Argentina el nivel de consumo lo ubica como la tercera bebida», detrás del mate y el café, aunque existe un importante crecimiento a partir de su complementación con otros factores.

»Por razones de salud muchas personas tienen recomendaciones médicas para inclinarse por el té, pero también hubo un impacto gourmet sumándolo en las comidas y en la coctelería», explicó el »tea master» Diego Morlachetti, quien recorre el país promoviendo e consumo de la infusión a través de jornadas de cata.

La Argentina produce té en la Mesopotamia. Sin embargo, su cultura no es muy extendida. Probablemente, la asociación inmediata que se hace en la sociedad a la hora de pensar en un país y el té, será Inglaterra, pero esta nación está muy lejos de ser la pionera en la fabricación y producción.

LEÉR MÁS  APPLE no tiene más aplicaciones sobre cigarrillos electrónicos

De hecho, China, es quién lleva más años en el rubro, con 4750, así se junta con Japón e India, como tantos otros países de su continente. En Argentina recién en la década del ´40 comenzaron los cultivos experimentales, para afianzarse en 1952 y desde ahí alcanzar un desarrollo que hoy lo transforma en el principal productor de América Latina.

»Somos jóvenes en la elaboración de té, en 60 años logramos ubicarnos en el décimo puesto entre los países productores, alcanzando las 95 M de toneladas al año, de las cuales se exporta el 95%», afirmó Morlachetti.

A su vez, aclaró que una de las características que diferencia al producto argentino en el mundo es el »cuerpo y la coloración» que responde al suelo que existe en las provincias dónde se cosecha, Corrientes y Misiones.

LEÉR MÁS  El costo de la construcción aumentó 4,2% en octubre

Por su parte, el codirector de la Escuela Argentina de Té, se mostró optimista de cara a las perspectivas de crecimiento que existen y cerró: »Está muy industrializado el sector, quizás no tenemos la laboriosidad de los asiáticos, pero hacemos un aprovechamiento casi perfecto del potencial productivo y estamos muy atentos a cómo mejorarlo. Aún no se ha logrado el techo en la producción».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here