Zárate quiere saldar su «deuda» con Boca y ganar la Libertadores

El delantero Mauro Zárate, que renovó su contrato con Boca luego de arduas semanas de negociación, reconoció este lunes que su objetivo principal es «poder cumplir lo de ganar la ansiada Copa Libertadores», una meta que se propuso públicamente cuando abandonó Vélez para ir al Xeneize en 2018 y que, tras la final ante River en Madrid que lo tuvo en el banco, fue eje reiterado de las burlas hacia el jugador desde Liniers.

Luego de un semestre en el que apenas pudo jugar 65 minutos por una serie de lesiones consecutivas, Zárate espera saldar su «deuda» con el hincha de Boca, a quien le agradeció por valorarlo y acompañarlo desde la «tormenta» que vivió cuando decidió llegar desde Vélez.

«Quería seguir en Boca. Estoy muy feliz. No me terminaba de llenar la idea de irme a otro lado. Elijo jugar en Boca, como a todos los jugadores les gustaría hacerlo, después lo económico también juega, no voy a mentir», explicó Zárate, sondeado por Guillermo Barros Schelotto para irse al Los Angeles Galaxy de Estados Unidos.

Y completó en diálogo con TyC Sports: «Creo que es el desafío más grande de mi carrera, no ahora, sino desde el primer día que llegué. Es el objetivo más difícil, es triunfar acá y poder cumplir con ganar esta ansiada Copa Libertadores».

LEÉR MÁS  River viaja a Brasil con todo su potencial disponible

Respecto de la negociación, en la que no habló con el vicepresidente segundo Juan Román Riquelme, el delantero de 33 años admitió que el Consejo de Fútbol de Boca le hizo ver «una cosa que no estaba contemplando» cuando pidió una cláusula de salida a los seis meses, una vez que termine la actual Copa Libertadores.

«La cláusula era más que nada ver cómo estaba todo: ‘Anduviste bien, la Libertadores salió bien, queremos que sigas’ o ‘salió todo mal, estás grande’. Era esa idea, que todos saliéramos ganando. Pero ellos me hicieron ver una cosa que no estaba contemplando que era que la otra Libertadores arranca muy rápido y no querían cambiar muchos jugadores. Entonces acepté lo que dijeron ellos y firmé sin la cláusula», sostuvo.

Con todo acordado, Zárate proyectó que su idea es prepararse «al ciento por ciento» y «demostrar» que puede «ayudar mucho al equipo».

«Me gustaría tener un nivel más alto, que por momentos tuve y la gente me lo demostró, y por otros no. Me siento en deuda con los hinchas de Boca, pero no estoy intranquilo ni nervioso, yo mismo me pongo la presión», indicó.

Y agregó: «Soy un agradecido a la gente de Boca porque me dieron mucho cariño y no tenían por qué hacerlo, cuando estaba viviendo una tormenta cuando me fui de Vélez. Después en el día a día también y es algo que se valora mucho, Boca es muy grande y eso te lo hacen notar».

LEÉR MÁS  Matera: “Este equipo nunca se frustra”

Por último, reveló que el entrenador Miguel Angel Russo lo retó porque «daba vueltas por toda la cancha» y le pidió que juegue «más cerca del área», al igual que al capitán Carlos Tevez, que también renovó su contrato.

«Con Miguel, lo primero que me dijo, fue que daba vueltas por toda la cancha, me recomendó quedarme cerca del área y esa fue la idea los primeros partidos de pretemporada, después llegaron todos los problemas musculares y por la pandemia no pude jugar absolutamente nada», cerró.

Los números

Desde la llegada de Russo a Boca a principios de 2020, Zárate jugó poco y nada, principalmente por lesiones: 59 minutos como titular ante Independiente (0-0) a fines de enero, y 6 minutos entrando sobre el final ante Godoy Cruz (3-0) en febrero. En tanto, desde que fichó por Boca a mediados de 2018 suma 65 partidos, 43 de ellos como titular, y 16 goles. Con amplia competencia en el puesto, sólo completó los 90 minutos de un partido en 14 ocasiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here