Talleres ganó y gustó en su debut en la Copa Libertadores 2022, con un indiscutible 1 a 0 sobre la Universidad Católica de Chile para que el portugués Pedro Caixinha festeje su primer éxito al mando del conjunto cordobés (venía de caer 2 a 1 ante Gimnasia en su presentación).

La diferencia en el Mario Alberto Kempes se materializó a los 24 minutos, cuando el movedizo Matías Esquivel (llegó a préstamo desde Lanús este año) desbordó por derecha, enganchó para su pierna hábil y metió un gran pase de zurda para la llegada de Héctor Fértoli casi como nueve ante un arquero que nunca decidió salir a cortar.

Pudo haber sido mucho mayor la ventaja cordobesa ante un conjunto chileno que pareció tener una velocidad menos que los locales y tuvo como mayor virtud la muy linda camiseta que presentó. Por caso, el lateral derecho Matías Catalán (1,72 metro) se topó dos veces con el palo, la primera tras un cabezazo y la segunda con un lindo remate de chanfle -ambas jugadas originadas en centros de córner-. Otra de las buenas sensaciones de la T las dejó el exRiver Federico Girotti, muchas veces solo contra el mundo y ganándole.

LEÉR MÁS  "Aunque no me den ropa vengo igual", escribió Centurión en sus redes sociales

Talleres también gozó de cierto exceso de tacos y pisadas, incluso atajadas a una mano de Guido Herrera. Situaciones que, con la ventaja mínima en el marcador, siempre pueden terminar en arrepentimiento. Pero no hubo nada que lamentarse ya que la U rara vez inquietó el área rival.

Así las cosas, la T -en su tercera participación en la Libertadores y segunda en fase de grupos- lidera su zona junto a Flamengo, que debutó con un 2 a 0 sobre Sporting Cristal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here