El ex ala pivot argumentó que «siempre que se tenga la posibilidad de jugar en la NBA» hay que hacerlo porque «están los mejores jugadores del mundo y las condiciones para jugar son infinitamente mejores a los de cualquier otro lugar».

El exjugador Luis Scola, campeón olímpico y subcampeón mundial con el seleccionado argentino de básquetbol, consideró este jueves que el base Facundo Campazzo debe seguir jugando en la NBA y se alegró de que el alero Gabriel Deck al menos haya intentado formar parte de la máxima liga del mundo en su corto paso por Oklahoma City Thunder.

En una nota en el programa de radio español «Nos gusta el basket», publicada por el diario Marca, Scola, de 41 años y CEO del Varese de Italia, aseguró que Campazzo debe continuar en la NBA pese a que hoy está jugando poco en Denver Nuggets.

LEÉR MÁS  River vs. Colo Colo: a qué hora juegan, cómo verlo en vivo y online y formaciones

«Siempre que uno tenga la posibilidad de jugar en la NBA tiene que jugar en la NBA porque están los mejores jugadores del mundo y las condiciones para jugar son infinitamente mejores a los de cualquier otro lugar. Todo lo de la NBA es lo mejor. A Facu todavía no se le acabó la oportunidad de jugar allí y mientras pueda tiene que intentarlo«, señaló el bonaerense.

Campazzo Y Deck figuras importantes en el seleccionado argentino.

A la hora de evaluar el corto paso del chaqueño Deck por Oklahoma, Scola afirmó: «La NBA es muy difícil y es complicado ganarte un lugar y él lo intentó y me alegro mucho».

«Me hubiera gustado que se quedara y pudiera hacer una carrera ahí, pero me alegro que lo haya intentado porque al final de tu carrera no es lo mismo haber estado en la NBA que no haberlo hecho. Tuvo la oportunidad de estar ahí, competir y probarse», agregó.

LEÉR MÁS  Armani, Pinola y Pochettino dieron positivo de coronavirus en River

Scola jugó en Argentina en Ferro y en la NBA vistió las casacas de Houston Rockets, Indiana Pacers, Phoenix Suns, Toronto Raptors y Brooklyn Nets, además de jugar en España, Italia y China.

El expivote que participó en cinco Campeonatos Mundiales y cinco Juegos Olímpicos, trabaja como CEO en Varese y sobre su actividad comentó: «Me va muy bien, me estoy resistiendo a ponerme aún la corbata aunque ya me estén diciendo que me la ponga, estoy contento. Tenía ganas de trabajar en la gestión deportiva porque es lo que más me gusta y se dio la oportunidad en Italia y estoy muy cómodo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here