River y Gimnasia fumaron la pipa de la paz

 

 

Es que el Gimnasia de Ángel Cappa no pudo plasmar en la cancha las pretensiones futbolísticas que pregona su entrenador, mientras que el pragmático River de Juan José López recurrió a su contrahecha practicidad, esa que desatiende el mandato histórico de sus hinchas, para sostenerse a duras penas en la punta del campeonato.

 

Los locales, si se toma en cuenta este hecho, sumaron un punto, aunque en su marcha forzada por salir de la zona de descenso directo, esto no le sirve de mucho.

 

Estas referencias fueron las que caracterizaron el desarrollo de un partido pobrísimo que tuvo como protagonistas a dos equipos con situaciones absolutamente opuestas, aún a pesar de que River no nada en la abundancia en cuanto a promedio se refiere.

 

Ni siquiera la presencia de Cappa ante su ex equipo o el ingreso del ex Boca Guillermo Barros Schelotto ante River, sirvieron para calentar el ambiente de adentro hacia fuera.

 

El colmado estadio Ciudad de La Plata, impactante cuando se mira hacia arriba y decepcionante cuando se lo hace hacia bajo, dado el deplorable estado del terreno de juego, fue un teatro demasiado lujoso para tanta pobraza futbolística.

 

Tal vez hubiese estado bien para este juego pauperizado el Bosque platense, un escenario que quiso conservar el »tripero» pero no pudo conseguir pese a la gestión de sus dirigentes durante la semana.

 

Inclusive una parte de la parcialidad gimnasista colocó hoy las banderas al revés en señal de protesta por esta situación.

 

Esta paridad sin emociones ni buen juego fue, en términos generales, un promedio del nivel de juego exhibido por los 20 protagonistas del Clausura en esta primera mitad del campeonato.

 

Ni Eriok Lamela, Diego Buonanote o después Manuel Lanzini por el lado de River, ni Juan Neira por el de Gimnasia, fueron capaces de sacarle un poco de lustre a la embarrada pelota que rebotó y saltó más que lo que lo rodó en el desparejo piso del »Unico».

 

Los arqueros tuvieron un anochecer tranquilo (Juan Pablo Carrizo solventó una sola acción de riesgo sobre el final) y las hinchadas solamente se divirtieron silbando a Mariano Pavone (ex Estudiantes) y el »mellizo» ante la inercia futbolística de sus conjuntos.

 

Por eso el final llegó hasta la impensada indiferencia de dos hinchadas tan pasionales cuyos equipos se están jugando paradas decisivas para sus futuros inmediatos.

 

Síntesis:

 

Gimnasia: Fernando Monetti; Milton Casco, Abel Masuero, Lisandro Magallán y Leandro Sapetti; Lucas Castro, Fabián Rinaudo, Alejandro Capurro y Luciano Aued; Juan Neira y José Vizcarra. DT: Ángel Cappa.

 

River: Juan Pablo Carrizo; Jonatan Maidana, Alexis Ferrero y Adalberto Román; Paulo Ferrari, Matías Almeyda, Walter Acevedo y Juan Manuel Díaz; Diego Buonanotte y Erik Lamela; Mariano Pavone. DT: Juan José López.

 

Cambios en el segundo tiempo: 12’ Guillermo Barros Schelotto por Vizcarra (G); 19’ Emiliano Méndez por Capurro (G); 21’ Leandro Caruso por Buonanotte (R) y 37’ Manuel Lanzini por Lamela (R).

 

Amonestados: Magallán, Méndez y Neira (G); Pavone y Ferrari (R).

 

Árbitro: Gabriel Favale.

 

Cancha: Estadio Ciudad de La Plata (local Gimnasia).

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here