River quiere que Enzo no se vaya más

River le ofrece a Enzo Pérez que renueve y se quede por otros tres años en el club. Adorado por los hinchas y respetado en la intimidad, si acepta su ciclo trascenderá al de Gallardo y Donofrio…

Será eterno, Enzo. Si es el nombre de pila de River. Son cuatro letras que los padres y madres de distintas generaciones eligieron para anotar a sus hijos. Por Francescoli, quienes lo gozaron en los 80 y los 90. Y también por él. El hombre que fue bautizado así gracias a Carlos, su viejo, que le ganó la puja a mamá (ella tenía decidido ponerle Nelson). El destino indicó que Pérez también debía llamarse Enzo. Y jugar en River. Y ser, como corresponde, eterno. Ganador de la Libertadores más maravillosa de la historia del club. Referente indiscutido puertas adentro y afuera. Amado por los hinchas. Y, de prosperar las negociaciones, un jugador que trascenderá incluso los ciclos de Marcelo Gallardo y de Rodolfo D’Onofrio. Porque el club le propuso extender su contrato hasta junio de 2023. Y que sea Enzo, pero forever.

Reteniendo por otras tres temporadas a Enzo, River apunta a seguir con su línea de renovación de referentes. Durante el ciclo de Marcelo Gallardo, el liderazgo fue pasando de capitán en capitán, con o sin cinta: fue de Barovero y Cavenaghi a Ponzio y Maidana; ahora, además de Leo, quienes tienen ascendencia en el grupo son Pinola, Pratto y el propio Pérez, quien cumplirá 34 años el 22 de febrero. Un jugador que se ha convertido en un símbolo para los hinchas. El amor comenzó a engendrarse en 2017, a partir de su insistencia para dejar Valencia en pos de fichar enRiver. Su devoción por el club, al que lleva en el corazón y en la piel (tiene tatuada en su espalda a la Virgen de Luján con la sigla CARP de fondo) incrementó el vínculo con la gente. Pero fue su nivel dentro del campo de juego el que potenció el cariño. En 2018 como variante creativa; desde 2019 como volante de salida. Demostró que no había regresado al país para recostarse sobre el colchón de méritos que había construido durante su carrera, sino que lo había hecho en plenitud. Se ganó el respeto de todos.

LEÉR MÁS  La charla motivacional de Marcelo Gallardo a jóvenes atletas

Será eterno, Enzo. Si es el nombre de pila de River. Son cuatro letras que los padres y madres de distintas generaciones eligieron para anotar a sus hijos. Por Francescoli, quienes lo gozaron en los 80 y los 90. Y también por él. El hombre que fue bautizado así gracias a Carlos, su viejo, que le ganó la puja a mamá (ella tenía decidido ponerle Nelson). El destino indicó que Pérez también debía llamarse Enzo. Y jugar en River. Y ser, como corresponde, eterno. Ganador de la Libertadores más maravillosa de la historia del club. Referente indiscutido puertas adentro y afuera. Amado por los hinchas. Y, de prosperar las negociaciones, un jugador que trascenderá incluso los ciclos de Marcelo Gallardo y de Rodolfo D’Onofrio. Porque el club le propuso extender su contrato hasta junio de 2023. Y que sea Enzo, pero forever.

LEÉR MÁS  Argentina cayó con Venezuela en su primer partido tras el subcampeonato del mundo

Fuente OLÉ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here