Racing Club se transformó en el primer semifinalista de la Copa de la Liga al golear 5-0 a Aldosivi de Mar del Plata en Avellaneda. 

Un doblete de Carlos Alcaraz, en la primera etapa; y otros dos de Enzo Copetti, el primero de penal, más el aporte de Javier Correa, en el complemento, sentenciaron la serie de cuartos a favor del equipo de Fernando Gago, único invicto del certamen. 

En la previa, Gago y Palermo -compañeros en Boca y en la Selección Argentina que conducía Diego Armando Maradona- se fundieron en un genuino abrazo. Ya desde el inicio de juego, que fue electrizante, quien festejó fue el primero: por derecha, Rojas mandó un preciso centro de zurda a la cabeza de Alcaraz, quien libre de marca señaló la apertura para el local en poco más de dos minutos.

Para Aldosivi fue una verdadera piña de la que le costó reponerse, porque en su intento por emparejar el trámite al menos desde la mitad de cancha, acababa absorbido por Racing, mejor plantado para aprovechar las bandas y con su conocida predilección por triangular y pasar bien la pelota. No obstante, le faltaba ajustar su última línea.

En este punto, una escapada de Cauteruccio -que quedó en offside por poco- fue un llamado de atención para el local, que poco después tuvo una contra fulminante que Copetti, apurado por Valentini, resolvió mal cuando dos compañeros se relamían aguardando su pase.

Pero era la noche de Alcarazporque recibió un envío de Chancalay esta vez por izquierda y el volante de 19 años la bajó de pecho y remató de derecha para volver a desatar la locura en el Cilindro. 

Enseguida, el juvenil casi anota el tercero de cabeza que el arquero Devecchi pudo evitar y en la jugada siguiente un zapatazo de Piovi se desvió en un rival al corner. La Academia gozaba el partido y el Tiburón lo padecía.

Apenas iniciado el complemento, Valentini le convirtió penal a Copetti que el propio 9 cambió por gol. Por si fuera poco, no sólo «Chila» Gómez le ahogó el descuento a Cauteruccio sino que el mismo Copetti, de media vuelta y entre tres adversarios, aumentó el resultado, a esta altura inalcanzable para Aldosivi.

Hubo tiempo para que el ingresado Correa sentenciara el pleito luego que el balón impactara en los dos postes. Racing gana, gusta, golea… y sueña. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here