Con el foco puesto en la Copa Libertadores 2022 y tras concretar el retorno del centrodelantero Darío Benedetto, Boca Juniors sigue agitando el mercado de pases y este domingo terminó de cerrar un nuevo refuerzo, dado que Guillermo «Pol» Fernández también volverá al club tras su salida a fines de 2020. El volante, procedente de Cruz Azul, se suma así al defensor Nicolás Figal, quien este lunes firmará su contrato.

«Pol» Fernández, que en las últimas semanas tuvo un diálogo constante con el vicepresidente Juan Román Riquelme, llega desde el equipo mexicano con el que tenía contrato hasta mediados de año y se transformó en la tercera cara nueva para el equipo de Sebastián Battaglia. Por su pase, Boca le pagará 2.000.000 de dólares al Cruz Azul y firmará con el volante un contrato por tres temporadas, hasta fines de 2024.

El jugador de 30 años también era pretendido por Talleres de Córdoba, que le acercó una oferta; pero Fernández, que este lunes se hará la revisión médica, decidió tener su cuarta etapa en el club de la Riberadonde consiguió tres títulos: Copa Argentina 2012, Superliga 2019/20 y Copa Diego Maradona.

Otro que firmará contrato este lunes como nuevo jugador xeneize y ya hizo la revisión médica es el defensor Nicolás Figal. El ex zaguero de Independiente, de 27 años, arribó por el ciento por ciento de su ficha desde Inter de Miami a cambio de 3.000.000 de dólares.

Segunda incorporación boquense en esta temporada, ya que la primera fue el regreso al club de Benedetto, Figal se hizo los estudios correspondientes en un laboratorio de la zona de Barracas y fue acompañado por el ex futbolista Raúl Cascini, quien integra la secretaria de fútbol de la institución.

LEÉR MÁS  Ángel Di María, en el radar de Juventus

Figal -quien inició su carrera en el Rojo, donde debutó en el 2014– tuvo un paso de seis  meses a préstamo en Olimpo de Bahía Blanca, para luego ser transferido al Inter de Miami en el 2020.

La transferencia del primer marcador central se realiza tras la salida de Lisandro López, quien pasó a Xolos de Tijuana en parte de pago por la llegada de Benedetto y debido a que Boca tiene suspendidos a Marcos Rojo y a Carlos Izquierdoz, con 5 y 4 partidos cada uno, respectivamente, y no podrán estar en gran parte de la primera fase de la Copa Libertadores de este año.

En esta posición, el técnico Battaglia también cuenta con Carlos Zambrano, de flojo partido el viernes pasado en la victoria 3-2 ante Universidad de Chile. De hecho, es muy posible que el defensor -citado por Ricardo Gareca, técnico de la selección de Perúpara jugar las dos próximas fechas de las Eliminatorias Sudamericanas– siga su carrera en el exterior, dado que hay interés de un club mexicano por su pase.

LEÉR MÁS  El padre de Messi confesó que le gustaría que Leo vuelva "algún día" al Barcelona

El otro defensor central, el juvenil Gastón Avila -de muy buen actuación en el triunfo 2-0 ante Colo Colo- es zurdo y sería el reemplazante natural de Rojo en ese puesto.

Así las cosas, Figal quedará este lunes a las órdenes de Battaglia para entrenar con sus nuevos compañeros, quienes lo harán por la tarde en Casa Amarilla, para luego quedar concentrados en un hotel del barrio de Monserrat.

Boca Juniors juega el martes próximo desde las 21.10 contra San Lorenzo la final del torneo Hexagonal de verano en el estadio UNO de Estudiantes de La Plata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here