Omar Sperdutti continúa al frente del Deportivo Maipú

 

Finalmente Omar Sperdutti continuará timoneando la entidad de calle Vergara. Así fue confirmado esta noche en la asamblea se llevó a cabo en el Club Deportivo Maipú, ante un buen marco de público, alrededor de 80 personas. Por momentos el clima fue bastante caliente, pero al final el Gringo terminó recibiendo el unánime apoyo de la gente de Maipú.

Parecía que un ciclo se terminaba esta noche por la calle Vergara. Todos creían que el mandato de Omar Sperdutti llegaría a su final. Esta última semana estuvo llena de especulaciones, y los rumores de que dos listas se presentarían para tomar el mando, crecían por los pasillos del club. Finalmente llegó el momento esperado, la hora de la asamblea. En una mesa se sentaron la actual comisión directiva, con Juan Torres a la cabeza, ya que Sperdutti tenía licencia en el cargo. Torres, antes de dar comienzo formal a la asamblea, pidió que Omar dijera algunas palabras. El presidente del club empezó su discurso: “Cuando yo llegué, no sabía del lío que era manejar un club. Agradezco a la gente de Maipú, hay muchos que se comprometieron conmigo, y no me dieron nada. Llevo 9 asambleas y nadie se presenta».

Además agregó, “ahora cuando me vaya voy a dejar todo al día a los que agarren, no les va a pasar lo mismo que a mí”. Esas fueron las primeras frases que largó Omar, luego tomó la palabra Juan Torres: “hasta ahora no se ha presentado ninguna lista. Había tiempo hasta cinco días hábiles antes de esta asamblea, si aparece ahora, la tendríamos en cuenta”, tiró Torres. El actual presidente en ejercicio disparó que nadie había acercado ninguna lista hasta ese momento, por lo que la incertidumbre crecía, ya que Sperdutti, había declarado días anteriores que no seguiría al frente de la institución.

LEÉR MÁS  D'Alessandro, solidario junto a Dunga

Pero la asamblea tenía que empezar formalmente. Se leyó la orden del día, pero la cosa de pronto se tornó picante. Casi de golpe, y entre los presentes, se levantó un integrante del público diciendo que ellos iban a formar una lista, pero que los tiempos no les habían dado y que las cosas no les habían salido como ellos esperaban. El involucrado es un señor de apellido Puga, quién era la persona que supuestamente iba a estar a la cabeza de una de las supuestas listas que se iba a presentar.

“Nos juntábamos en mi casa a darles de comer a los jugadores y queríamos hacer algo por la mala situación del club” soltó Puga. Pero ni lerdo ni perezoso Sperdutti respondió de inmediato “Acá se hablaron un montón de cosas. Cuando yo me iba en enero, la plata aparecía en carretilla. Echa a los jugadores, porque te están usando, no te dan ni un peso”, pero el presi no se quedó en eso solamente, y fue por más, “no quiero que hipotequemos el club con promesas. Si la ponen que vengan con los cheques de los sponsors y los avales”. Pero también le tocó el turno al municipio, quién estuvo enfrentado con la dirigencia de Maipú, “mientras estuvo el Adolfo, dentro de todo siempre me ayudó, el problema empieza cuando aparece la señora Olga Biancinelli”.

LEÉR MÁS  Fórmula 1: El equipo Mercedes comenzó a fabricar respiradores

Pero la postura de Puga fue de apoyo. Luego de los dichos de Sperdutti, afirmó que siempre lo apoyó, pero que finalmente no iban a presentar lista. A esta altura la asamblea ya era de una temperatura elevada, y las pulsaciones se elevaron más aún cuando Omar dijo: “yo voy a tomar el club, pero que nadie me venga a decir nada. No quiero escuchar reclamos, acá no se le ha dicho que no a nadie”, lo que desató los aplausos de los presentes en apoyo de Sperdutti, que de esa manera se aseguraba un mandato más en la presidencia ante la falta de opositores.

Además también llegó la hora de aclarar cosas como por ejemplo los ingresos del club. “El ingreso es de 28 mil por el consejo, 15 mil por sponsors, recaudaciones 2 mil, pero cuando se sale de visitante tenés que tener entre 6 mil y 8 mil pesos”, soltó el pope.

En definitiva todo sigue igual en Maipú. Parecía que esta noche era la noche del cambio, pero nada de eso ocurrió. Omar Sperdutti seguirá siendo el presidente de un club que parecía convulsionado políticamente, pero que finalmente no contó con nadie que se presentara como una alternativa posible a la gestión Sperdutti.

Es la hora de retomar la senda de la tranquilidad para el Botellero. El socio, muchos de los que reclamaban tuvieron la oportunidad de producir el cambio que esperaban en su club, pero nuevamente todo terminó en palabras.

foto: Diario Uno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here