Murray ganó Wimbledon y quebró una racha de 77 años

Con el primer ministro David Cameron en las tribunas y todo el peso de la ansiedad británica por el título, el escocés jugó un partido extraordinario para lograr su segundo Grand Slam luego de su coronación en el US Open del año pasado.

Djokovic, campeón de Wimbledon 2011, lució cansado por la maratónica semifinal que le ganó el viernes al argentino Juan Martín Del Potro en 4 horas y 43 minutos.

En un encuentro con largos peloteos desde el fondo de la cancha y jugado con tanta estrategia como intensidad, el escocés logro imponer su mayor hambre de gloria ante un rival errático y apagado, al que ya había vencido en la final de Estados Unidos 2012.

Murray, de 26 años, sumó el título 28 de su carrera (cuarto del año) y se alzó con un premio de 1,8 millones de euros por su inédita consagración en la »Catedral».

LEÉR MÁS  Que se sabe de la venta de entradas de la Copa America

La presencia de un británico en la final generó una enorme expectativa en la sociedad. Además de Cameron, estuvieron presentes el futbolista Wayne Rooney, la ex »Spice Girl» Victoria Adams, el ex tenista australiano Rod Laver -cuatro veces campeón en Wimbledon- y el músico Ron Wood, integrante de los Rolling Stones.

»Sé cuánto querían todos ver a un campeón británico en Wimbledon. Espero que lo hayan disfrutado. He intentado lo mejor», dijo Murray tras la victoria.

»Se siente un poco diferente al año pasado cuando viví uno de los momentos más duros de mi carrera», agregó en relación a la final perdida con el suizo Roger Federer.

LEÉR MÁS  Se reveló qué destino prefiere Ibrahimovic

»Jugué muchas veces con Novak. Cuando todos ya se dieron por vencidos, él sigue luchando. Es uno de los más grandes
luchadores», reconoció.

»Esto es especialmente para (su entrenador Ivan) Lendl, porque él hizo todo para intentar ganar este torneo», añadió Murray, ganador de la medalla de oro de los Juegos Olímpicos 2012 en el All England.

Por su lado, Djokovic felicitó al campeón por su título histórico: »No fue suficiente. Felicitaciones a Andy. Sé la presión que tenía, definitivamente había un montón de expectativas sobre él. Di todo y fue un placer ser parte de este partido».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here