La Supercopa de Europa se jugará con algo de público

La Supercopa de Europa que disputarán el Bayern Munich de Alemania y el Sevilla de España se jugará ante un número reducido de espectadores, el 30% de la capacidad del estadio Puskas Arena de Budapest, según decidió el Comité Ejecutivo de la UEFA.

El encuentro se llevará a cabo el próximo 24 de septiembre en ese escenario de la ciudad de Hungría, y se enfrentarán el conjunto alemán, que obtuvo el título en la Champions League, y el equipo español, que se quedó con la gloria en la Europa League.

«El Comité Ejecutivo de la UEFA ha decidido permitir que la Supercopa de la UEFA de 2020 se juegue el 24 de septiembre de 2020, en Budapest, con un número reducido de espectadores -hasta el 30% de la capacidad del estadio-, con el fin de estudiar con precisión el impacto de los aficionados en el Protocolo de Regreso del Fútbol de la UEFA», señaló el escrito.

LEÉR MÁS  Tapia: "Después de las eliminatorias nos reuniremos para ver cuando vuelve el torneo local"

El mismo continuó: «Se confirmó que el resto de partidos de la UEFA seguirán jugándose a puertas cerradas hasta nuevo aviso, como decidió inicialmente el Comité Ejecutivo de la UEFA el 9 de julio de 2020″. «La administración de la UEFA seguirá vigilando la situación y avisará al Comité Ejecutivo de la UEFA si se requiere o recomienda algún cambio con respecto a la Supercopa de la UEFA de 2020 y/o la decisión de que los partidos de la UEFA se jueguen a puerta cerrada hasta nuevo aviso», indicó.

Asimismo se añadió: «Estas decisiones son consecuencia de la reunión consultiva que la UEFA celebró con sus 55 federaciones miembro, y en la que se discutieron dichos asuntos el 19 de agosto de 2020″.

LEÉR MÁS  Los hinchas de River festejan su día con camiseta nueva y acciones solidarias

Por su parte, el presidente de la UEFA, Aleksander Čeferin, destacó: «Si bien ha sido importante mostrar que el fútbol puede continuar en tiempos difíciles, sin aficionados, el fútbol ha perdido algo de su carácter. Esperamos utilizar la Supercopa de la UEFA en Budapest como un piloto que comenzará a ver el regreso de los aficionados a nuestros partidos».

«Estamos trabajando estrechamente con la Federación Húngara y su gobierno, para aplicar medidas que garanticen la salud de todos los que asistan y participen en el partido. No tomaremos riesgos con la seguridad de la gente», expresó Ceferin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here