La federación inglesa (FA) probará temporalmente la prohibición de golpear la pelota con la cabeza en los partidos sub-12, con la posibilidad de hacerlo de forma permanente a partir de la temporada 2023-2024.

Esta medida, que ya se ha implementado en distintos partidos de prueba en los últimos meses, es producto de los estudios que relacionan al cabezazo con una mayor tenencia a sufrir enfermedades degenerativas en el cerebro.

La FA ha recibido permiso por parte de la IFAB, que establece las reglas del juego, para introducirla a modo de prueba esta temporada 2022-2023 y será una iniciativa coordinada a través de la red de centros de entrenamientos de la FA, las ligas, los clubes y las diferentes escuelas del país. «Si la prueba es un éxito, el objetivo es eliminar los cabezazos para todos los partidos sub-12 y de divisiones inferiores a ella a partir de la temporada 2023-2024», dijo la FA en un comunicado.

LEÉR MÁS  Rodolfo De Paoli vuelve a ser el director técnico de Barracas Central

Estados Unidos es el único país del mundo en el que los cabezazos están prohibidos en divisiones inferiores, entre los chicos menores de 10 años, mientras que los jugadores entre 11 y 13 años sólo pueden hacerlo por cortos períodos de tiempo.

Estudio en Escocia

La proliferación de estas enfermedades en los jugadores de fútbol ya retirados ha sido objeto de diferentes estudios que han determinado que los futbolistas profesionales son tres veces y media más proclives a padecer problemas degenerativos. En 2019,  un informe de Glasgow Brain Injury Research Group confirmó que el impacto de la pelota con la cabeza puede ser causante de enfermedades neurodegenerativas.

Los resultados de la investigación, que duró 18 meses y fue financiada por la Federación Inglesa (FA) y el Sindicato de jugadores ingleses (PFA), son categóricos: los futbolistas tienen 3,5 más de posibilidad de sufrir enfermedades neurológicas que el resto de la población.

LEÉR MÁS  Árbitros en Qatar: Más preparación, menos tecnología

La investigación examinó los cadáveres de 7.676 jugadores escoceses nacidos entre 1900 y 1976 y los comparó con 23.058 personas con características similares. Determinó puntualmente que son cinco veces más las probabilidades de padecer Alzheimer, cuatro veces más las de adquirir esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y el doble de contraer Parkinson.

En los últimos años, los campeones del mundo con Inglaterra en 1966 Jack Charlton (hermano de Bobby ) y Nobby Stiles han fallecido por enfermedades degenerativa. Además, Bobby Charlton, también campeón del mundo en 1966, padece demencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here