Independiente Rivadavia ganó en Tucumán

Un golazo de tiro libre ejecutado en forma brillante por Maximiliano Oliva sobre el minuto 20 de la parte final le permitió a Independiente Rivadavia vencer a San Martín de Tucumán por 2 a 1 y de esta manera darle un respiro a tanto agobio futbolístico demostrado a lo largo del torneo.

 

 

La Lepra no jugó bien la primera mitad, sus dudas y desaciertos se hicieron notar profundamente en esta parte del compromiso, la seguidilla llamativa de errores defensivos protagonizados por cada uno de los componentes de la línea final le abrían siempre una esperanza al “flaco” ataque tucumano, que falló un par de ocasiones para abrir el marcador.

 

Solo las manos salvadoras de Josué Ayala se destacaban por sobre le resto. En mitad de cancha La Lepra aparecía desconcertada y el ataque en soledad esperaba algún pelotazo para avanzar al menos.

 

El partido era monótono en su desarrollo, con los locales arrimándose e Independiente dependiendo de la fortuna, San Martín pudo recién certificar en el marcador su intención de atacar en el minuto final de la primera mitad, cuando un nuevo yerro defensivo protagonizado en este caso por Menghi, quien tomó infantilmente de la camiseta y dentro del área a Fernández. Penal, bien sancionado por el juez que el mismo Miguel Fernández canjeó por gol.

LEÉR MÁS  Godoy Cruz perdió ante Atlético en Tucumán y Lucas Bernardi tendría un pie afuera

 

La luz de ventaja en el tanteador era clara y la exposición de ambos conjuntos en el juego así lo hacían saber.

 

Ya en el segundo tiempo las palabras de Ghiso parecieron calar en los fríos pechos leprosos y el cambio de funcionamiento fue bien conciso, la mitad de cancha con sus hombres pasó a tener mayor protagonismo, los desaciertos en la zaga central no fueron tan evidentes y por fin entró a pesar lo mas importante en la ofensiva sus delanteros, que participaron permanentemente de las pocas acciones creadas y empezaron a darle un dolor de cabeza a la titubeante línea de cuatro local.

 

En el minuto 5 de esta segunda mitad, la cabeza de Menghi apareció con todo su esplendor dentro del área tucumana para llegar al empate y proporcionó el envión necesario para los mendocinos que se fortalecieron aún más y fueron por la victoria.

LEÉR MÁS  Estudiantes se aprovechó del mal momento de Independiente

 

Una clara oportunidad desperdiciada por Velázquez pudo haber sido, pero los tres puntos se consiguieron con un disparo “maradoniano” de Oliva que de zurda clavó un bombazo al segundo palo de Julio López que voló pero nunca llegó.

 

De ahí hasta el final la necesidad tucumana se no se hizo esperar y las 20 mil almas presentes se lo hicieron saber, pero dentro de la cancha no respondía el equipo y las torpezas reiterada sumadas a la tranquilidad del Azul terminaron por sepultar cualquier reacción.

 

Triunfazo de Independiente en una tierra hostil para cualquiera, puntos de oro que ayudan a creer que la salvación puede estar a la vuelta de la esquina.

Sitio Andino

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here