Independiente igualó con Estudiantes y continúa la incertidumbre

Independiente se mantuvo hoy en zona de descenso, al igualar sin goles con Estudiantes de La Plata, y dilapidó la chance de igualar a Argentinos Juniors, que recibirá mañana River Plate, por la 16ta. fecha del torneo Final.

El estadio »Libertadores de América» terminó envuelto en un clima de preocupación por el desperdicio de dos puntos vitales para la permanencia, que deberá asegurar indefectiblemente en las tres últimas jornadas ante River Plate (V), San Lorenzo (L) y Colón de Santa Fe (V).

En un trámite parejo y luchado, el equipo que dirige Miguel Angel Brindisi -invicto hace seis partidos- tuvo la situación más clara para llevarse el triunfo en los pies de Daniel ‘Rolfi’ Montenegro, quien estrelló en el travesaño un remate desde afuera del área.

Con este empate, el conjunto de Avellaneda suma 21 puntos, sigue en zona de descenso y sólo le descontó uno (128 contra 130) a Argentinos Juniors, su principal competidor en la lucha por evitar el descenso, ya que los últimos resultados alejaron a Quilmes y Atlético de Rafaela.

En una semana donde se habló más de Racing, su clásico rival, Independiente se topó con un equipo muy complicado, que le peleó el partido en todos los sectores y que si hubiera estado un poco más fino en los contraataques le podría haber pegado un susto.

LEÉR MÁS  Haaland se lesionó al chocar con el árbitro

Estudiantes de La Plata, que ahora tiene 16 unidades, desde que asumió Mauricio Pellegrino en la fecha 10 (derrota 0-1 ante Quilmes) ganó tres partidos y empató los otros tres con la particularidad de que no recibió goles.

Brindisi pareció ser el único que tomó nota de la dificultad del rival ya que para este partido desarmó la dupla ofensiva al dejar en el banco al paragugayo Adrián Fernández, goleador del equipo con cuatro tantos, y ubicó a Fabián Monserrat en la zona media.

Esta modificación le quitó presencia en ataque al »Diablo», que merodeó el área visitante pero no con la profundidad necesaria como para merecer abrir el marcador en un primer tiempo donde pasó poco y nada, salvo un tiro libre de Montenegro, a los 43, que resolvió muy bien el prometedor arquero Gerónimo Rulli.

Para la segunda parte, el DT local entendió esa dificultad y mandó a la cancha a Fernández en lugar de Monserrat para que acompañe a un solitario Caicedo, que no tuvo oportunidades para poder marcar.

En este sentido, el equipo de Pellegrino se replegó aún más y con un gran trabajo de Rodrigo Braña en el mediocampo aguantó la presión de un rival desesperado. Sin embargo, la idea cuando se tenía el balón era tratarlo bien e intentar sorprender con pelotazos para el siempre complicado Duván Zapata.

LEÉR MÁS  Reglas opcionales para el rugby por el coronavirus

La jugada más peligrosa fue apenas comenzó el segundo período, a los 2 minutos. El ‘Rolfi’ Montenegro, que estuvo más participativo que los últimos partidos, remató desde afuera del área y su tiro se rebotó en el travesaño del arco defendido por Rulli que ya nada podía hacer.

Esta situación hizo crecer al equipo de Brindisi, quien puso todo lo que tenía a mano para intentar ganar el partido, pero le faltó algo más de agresividad y puntería para llevarse los imperiosos tres puntos.

De tanto ir, el dueño de casa dejó algunos espacios atrás y sufrió con contragolpes que el ‘pincha’ no pudo culminar siempre con la presencia de Zapata, un dolor de cabeza para los defensores locales.

El partido, entonces, se consumió entre la desesperación de los futbolistas y de los hinchas que vieron cómo se escapaban dos puntos que al llegar a la cancha pensaban que tenían en el bolsillo. Ahora deberán esperar una ayuda de River Plate, precisamente su próximo rival, en una de las tres finales que tendrá por delante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here