Gran Premio Histórico: caminos de tierra y adoquinados

Lukasiewicz y Serricho, a bordo del auto 408. Imagen: Juan Biaggini / Prensa ACA

Desde Potrero de los Funes

«Estuvimos a punto de abandonar, pero por suerte pudimos completar la etapa y esperamos poder cerrar bien el último tramo de la carrera», dice debajo del arco de llegada en el autódromo callejero internacional el piloto cordobés, de Río Cuarto, Enrique Lukasiewicz, a bordo del auto 408 (Fiat 1500 coupe de 1968). La tercera etapa del Gran Premio Argentino Histórico, que organiza el Automóvil Club Argentino, unió Potrero de los Funes con las localidades de El Durazno, El Trapiche, La Carolina, Potrerillo, La Toma, Saladillo y El Volcán, para un recorrido total de 280 kilómetros.

La prueba más difícil de la jornada fueron los caminos de tierra y adoquinado del primer tramo, entre El Durazno y El Trapiche. Pero a diferencia de las primeras jornadas, sólo dos autos no pudieron terminar el recorrido que significó el comienzo de la despedida de la Gran Carrera de la provincia de San Luis, ya que este viernes se correrá la cuarta y última etapa, que unirá Potrero de lo Funes con la localidad de Pergamino, provincia de Buenos Aires, con pasos por La Toma, Achiras, Sampacho, Río Cuarto, Canals y Venado Tuero, para un total de 620 kilómetros.

LEÉR MÁS  Sergio "Kun" Agüero: "Estoy bien y les quería decir muchas gracias"

Concluida la tercera etapa, apenas se dio un cambio entre los líderes de la clasificación general: el auto número 504 (Peugeot 404, 1971) de Miguel Gómez Fernández y Cristian Fernández pasó de la segunda a la primera ubicación; seguido por el auto 528 (Peugeot 404, 1973) de Carlos Lareu y Virginia Schmidt, que subió del tercer puesto; mientras que el auto 508 (Peugeot 404, 1979) de Moises y Maximiliano Osman, bajó del primero al tercer puesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here