La etapa final de las Eliminatorias sudamericanas dejó al VAR una vez más envuelto en la polémica. Esta vez, el que puso el grito en el cielo fue Perú, que durante el partido contra Uruguay y faltando un minuto para la finalización del partido disparó al arco e hizo que el arquero uruguayo lo atajara detrás de la línea de gol y dejara a la pelota en un dudoso límite a pesar del cual el árbitro no aplicó la revisión a través del sistema de videoarbitraje y tampoco convalidó el tanto.

La jugada tuvo lugar en el minuto 91 del duelo que se jugó en el estadio Centenario de Montevideo, poco antes de que se cerrara el triunfo del seleccionado local por 1 a 0, que le permitió asegurarse la clasificación al Mundial de Qatar 2022.

Un minuto antes de que finalizara el partido, la selección peruana dirigida por el argentino Ricardo Gareca arriesgó un pelotazo al arco que hizo que el arquero uruguayo Sergio Rochet se metiera con la pelota en la mano.

Los visitantes comenzar a gritar el tanto, pero el árbitro brasileño Anderson Daronco consideró que el balón no ingresó en su totalidad. La particularidad es que el árbitro tomó esa decisión sin detener el encuentro. Hizo la consulta a los técnicos y asistentes, pero no revisó personalmente el sistema VAR instalado en el campo de juego.

Daronco hizo caso omiso del reclamo peruano y dejó que continuara el desarrollo del partido. La difusión del análisis de los videos de la jugada fueron posteriores y determinaron que la pelota no había traspasado en su totalidad la proyección de la línea del arco. Pero el partido ya había terminado.

El escándalo dentro y fuera de los límites del campo de juego no cesó. Es que, de conseguir el empate, Perú todavía tendría chances de disputarle a Uruguay la clasificación a la Copa del Mundo. Pero ahora solo deberá contentarse con asegurarse el repechaje con una victoria en el duelo con Paraguay en Lima, el próximo martes, y siempre y cuando no ganen Colombia y Chile.

El goleador peruano Paolo Guerrero fue el más enfático a la hora de pronunciarse: “Con todo respeto que se merece la Conmebol, los árbitros y todas las personas que pertenecen al VAR, esto no es justo. Es inaceptable. Espero que hagan algo porque en este partido se jugaba mucho y todo el mundo lo sabe”, declaró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here