Fede Coria no se baja de su Roland Garros soñado

Federico Coria no se quiere despertar de su sueño en Roland Garros: el hermano del Mago avanzó este miércoles a la tercera ronda del certamen en su primera aparición en la arcilla parisina al imponerse al local Benoit Paire con una asombrosa personalidad y celebrar así el mejor triunfo de su carrera.

«Es muy fuerte lo que estoy sintiendo», dijo Coria entre lágrimas ante las cámaras de ESPN, segundos después de haber consumado a los 28 años la victoria más determinante de su carrera. «Estoy muy sensible», añadió el jugador que sólo había disputado tres encuentros ante un Top 50 hasta su duelo ante Paire en París.

El santafesino le jugó de igual a igual y sin ningún temor al vigésimo sexto jugador del ranking mundial y no le tembló el pulso para cerrar el partido por 7-6 (7-3), 4-6, 6-3 y 6-1 en dos horas y media de partido. Coria no se amilanó nunca y aprovechó la desesperación de su adversario, que fue aumentando los errores no forzados a medida que transcurría el desarrollo y el marcador se le volvía más adverso.

LEÉR MÁS  Boca volvió maltrecho de Brasil y ya piensa en la Copa Maradona

El francés requirió atención médica en el receso entre el tercer y cuarto set, pero esa circunstancia no le quitó la concentración al argentino, que insistió con su juego variado desde el fondo de la cancha para incrementar su ventaja. «Estaba con muchos nervios. Tenía que mantener mi intensidad para aprovechar que él tenía algunos inconvenientes», explicó el argentino sobre ese particular momento del partido.

Ubicado esta semana por primera vez entre los 100 mejores del mundo, Coria ya sumó los puntos suficientes para colocarse al menos en el puesto 85 en el próximo ranking. Y el cuadro le ofrece una chance de seguir ilusionándose, ya que enfrente no tendrá ningún cuco: su rival será el juvenil italiano Jannik Sinner, un talento del futuro que a los 19 años ya figura en el puesto 75 y que venció 6-2, 6-4 y 6-4 al local Benamin Bonzi, ubicado 225 en el escalafón. «Ni me fijé con quién me toca, ahora voy a mirar el cuadro. Sólo miré la primera ronda», remarcó el argentino, que claramente ya superó las expectativas que se había planteado antes de su arribo al Bois de Boulogne.

En su debut en París, el hermano del finalista de Roland Garros 2004 y semifinalista un año antes le había ganado al taiwanés Jason Jung por 7-5, 7-6 (8-6) y 7-6 (7-3). El triunfo de Coria se sumó a las victorias de sus compatriotas Diego Schwartzman, que más temprano había vencido al italiano Lorenzo Giustino por 6-1, 7-5 y 6-0 en dos horas y cuatro minutos, y Nadia Podoroska, que superó por 6-3, 1-6 y 6-2 a la kazaja Yulia Putinseva. En cambio, Juan Ignacio Londero se despidió en la segunda ronda al perder  6-3, 6-2, 5-7 y 6-2 con el italiano Marco Cecchinato en dos horas y 39 minutos. Guido Pella, el otro argentino que queda en competencia, jugará el jueves ante el español Pablo Carreño Busta en el tercer turno de la cancha 7.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here