Emiliano Sala había sufrido un «envenenamiento por monóxido de carbono» antes de la caída de su avión

Los resultados de la autopsia al cuerpo del futbolista argentino Emiliano Sala abrieron un inesperado capítulo en la investigación sobre su muerte, ocurrida hace tres años. Los peritos determinaron que el deportista había sufrido un “envenenamiento grave por monóxido de carbono” que lo dejó “inconsciente” antes de que el avión en que viajaba cayera al Canal de la Mancha.

La revelación fue hecha durante el juicio que se desarrolla en Gran Bretaña y en el que se intenta determinar las causas del fallecimiento del ex delantero del Nantes y las responsabilidades que produjeron el accidente que le costó la vida en enero de 2019.

«Profundamente inconsciente»

Durante una de las audiencias del proceso que comenzó en un tribunal de Dorset el 15 de febrero pasado, el doctor Basil Purdue afirmó que la causa de la muerte de Sala, de 28 años de edad, fueron las «múltiples» heridas en la cabeza y en el torso tras el accidente de avión.

Luego añadió que el futbolista sufrió un «envenenamiento grave por monóxido de carbono» que le dejó «profundamente inconsciente» antes de morir.

LEÉR MÁS  Las Leonas golearon a España y están cerca de los cuartos en la Copa del Mundo

Según explicó, los niveles de monóxido de carbono de las dos muestras analizadas de Sala, una de sangre de la vena iliofemoral y otra de ADN del pecho, mostraron un porcentaje del 58 por ciento, lo cual describió como «envenenamiento grave» y apuntó que la fuente de estas emisiones fue el avión.

También subrayó lo complicado que fue la obtención de la sangre y ADN porque el cuerpo de Sala estaba «en descomposición» cuando pudo conseguir las muestras. Debido a esto, Purdue solo pudo conseguir una muestra de la vena iliofemoral, para el análisis de sangre, y otra de la cavidad pectoral, para el análisis. Esta última estaba tan contaminada que no era «fiable» para el análisis de sangre.

Una hipótesis confirmada

El dato confirma una hipótesis que ya había sido barajada. Según el informe final de la oficina británica de investigación de accidentes aéreos, publicado en marzo de 2020, el piloto se intoxicó «probablemente» con monóxido de carbono procedente del sistema de escape del motor.

Se cree que perdió el control de la avioneta durante una maniobra realizada a demasiada velocidad antes de caer al mar a 435 kilómetros por hora, sin dejar ninguna esperanza de supervivencia.

LEÉR MÁS  Un 48% de los alemanes se opone a jugar el Mundial de Qatar

El juicio por la muerte de Emiliano Sala

El juicio sobre la muerte de Sala se estima que durará alrededor de un mes. El aparato privado en que volaban él y su piloto David Ibbotson cayó a las aguas del Canal de la Mancha cuando el delantero del FC Nantes se dirigía a Cardiff, adonde acababa de ser traspasado por 17 millones de euros.

El cuerpo del jugador, cuya muerte conmocionó al mundo del fútbol, fue encontrado en el interior del avión, más de dos semanas después, a 67 metros de profundidad. El cadáver del piloto, de 59 años, nunca fue hallado.

En el caso ya hubo un condenado: el británico David Henderson, de 67 años, quien organizó el vuelo. La Justicia le dio 18 meses de prisión por contratar a un piloto que sabía que no estaba calificado y por transportar a un pasajero sin licencia comercial válida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here