Luego de la designación de Hugo Ibarra como técnico hasta fin de año, Boca sorprendió y abrió las puertas de la práctica a la prensa (por media hora) este martes por la mañana, algo que no sucedía desde septiembre del año pasado, previo a la derrota ante River por 2 a 0 en el Monumental por el campeonato local.

Una vez realizado el saludo del «nuevo» cuerpo técnico con los futbolistas, Mariano Herrón, exayudante del primer equipo tanto con Miguel Ángel Russo como con Sebastián Battaglia, se despidió del plantel ya que ahora será el encargado de la Reserva junto a Claudio Morel Rodríguez.

Luego los jugadores realizaron trabajos físicos, todos encapuchados y cubiertos por el intenso frío -acompañado de niebla- que a esa hora hacía en la localidad bonaerense de Ezeiza.

En tanto que Carlos Izquierdoz -uno de los nombres del momento por ser borrado del equipo titular tras la eliminación de la Copa Libertadores- y Carlos Zambrano -su reemplazante- no fueron de la partida y estuvieron en el gimnasio debido a molestias físicas que no les impedirían estar ante Talleres de Córdoba el próximo sábado, si el técnico así lo decide.

La llegada de Martín Payero

Por otra parte, este miércoles se espera la llegada del volante Martín Payero, el primer refuerzo de Boca en el semestre y quien llega a préstamo con opción de compra proveniente del Middlesbrough (14 partidos y un gol), de la Segunda División de Inglaterra.

Payero, exBanfield, había sido pedido por Battaglia, quien lo había dirigido cuando era ayudante de Julio Falcioni en el Taladro y su llegada se concretó -curiosamente- a la semana del despido del exmediocampista.

El reclamo público del técnico saliente sumado ante la falta de nuevas contrataciones puso en el ojo de la tormenta al Consejo de Fútbol de la entidad y la llegada del futbolista de 23 años no tardó en cerrarse.

Payero tuvo pasado en las divisiones juveniles de River pero, luego de quedar libre, debutó en Banfield y se transformó en figura -previo paso a préstamo por Talleres- del equipo que llegó a la final de la Copa Maradona justamente frente a Boca, donde el Xeneize se impuso por penales.

Estas participaciones generaron gran entusiasmo en clubes de Europa, por lo que partió rumbo al Middlesbrough por 8 millones de dólares. En Inglaterra vistió la camiseta número 10, todo un detalle sobre el jugador.

El que interesa también en Boca es el defensor Adonis Frías, de Defensa y Justicia, a quien tratarán de sumar esta semana. Su llegada depende de la situación de Izquierdoz, quien podría seguir su carrera en México o España y cuyo vínculo con Boca vence a fin de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here