El Barcelona de Messi quedó eliminado de la Copa del Rey frente al Athletic Bilbao.

Leo tuvo el 1-0 pero le taparon el zurdazo y en el descuento, el Bilbao eliminó al Barsa de una Copa del Rey llena de sorpresas. Los catalanes, en crisis.

Definitivamente, el comienzo del 2020 para el Barcelona es para el diván. Después de ni siquiera llegar a la final de la Supercopa de España, luego del despido de Valverde, tras la llegada de Quique Setién, después de la respuesta de Messi​ a Abidal… Otro cachetazo recibe el Barsa, durísimo y hasta injusto por el desarrollo, pero cachetazo al fin.

Un golpecito de cabeza de Iñaki Williams, en el descuento, desató la locura en San Mamés y en todo Bilbao y enterró las ilusiones de Lionel Messi y compañía. Un Messi que jugó con los dientes apretados, que se calzó bien fuerte el brazalete de capitán y llevó para adelante a su equipo.

LEÉR MÁS  Estudiantes de La Plata le recortará sueldos a su plantel

Es más, a tres minutos del final, el 10 tuvo una gran ocasión para desnivelar, pero su zurdazo fue atajado con los pies por el arquero local. Y al ratito nomás, sin tiempo para alguna revancha y cuando el alargue parecía inminente, llegó el gol de los rojiblancos.

Messi, ante la marca de Unai Núñez (AFP)

Fue una versión mejorada la del Barcelona. Con Griezmannen el banco, igual se paró con autoridad y terminó dominando lo que durante varios minutos fue un partido muy parejo y luchado y con muchas tarjetas. Una de ellas a Messi.

Pero claro, cuando la mano viene torcida… Un rato antes, Piqué salió con una lesión muscular que lo puede marginar de los choques por la Champions. Y después, en esta Copa del Rey plagada de sorpresas (la Real Sociedad eliminó al Real Madrid en el Bernabéu), llegó el golpe del Athletic de Bilbao a un Barcelona en problemas.

LEÉR MÁS  Un club echó a 17 jugadores por resistirse a bajar sus salarios

Fuente: Olé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here