Demichelis, tras las líneas enemigas

 

Pero pasar de la ausencia de la última cita mundialista a poder presumir de un campeonato casi perfecto no ha sido el único cambio del zaguero del Bayern de Múnich. La evolución de la Albiceleste en los últimos meses, la fuerte exigencia a la que se tiene sometido y, por supuesto, su rival de cuartos de final, con algunos de cuyos componentes comparte vestuario, son sólo algunos de los temas que Demichelis trata en su entrevista exclusiva con la FIFA.

 

Señor Demichelis, personalmente, ¿cómo se siente con su desempeño en la Copa Mundial hasta ahora?
¿Personalmente? Yo no juego a tenis, ni a golf… Esto es un deporte de equipo y es imposible no hablar en clave de equipo. El grupo ha sido fantástico: cuatro victorias en cuatro partidos. Cómo no estar contento con la actual situación.

 

¿Y cuál es la clave de tal éxito? Porque en su momento hubo muchas críticas y ha habido un cambio en el equipo, ¿no?
Bueno, mira, la campaña clasificatoria en Sudamérica es muy dura. Basta mirar a los cuartofinalistas para ver que la mitad provienen de allí. Nuestro juego y la aptitud de Diego Maradona eran foco de críticas. Tuvimos también un cambio de entrenador, cambio de estilo de juego, de jugadores… no fue fácil. Pero, en cuanto nos clasificamos, la confianza del equipo creció y también la de Diego. Y desde entonces pudimos trabajar con más calma.

LEÉR MÁS  Estudiantes se aprovechó del mal momento de Independiente

 

Pero aun así quedan cosas por mejorar…
Hasta ahora hemos dominado los partidos y hemos encajado sólo dos goles. Esperemos poder corregirlo para hacer todavía más difícil que nuestros rivales marquen. En lo personal, fue un momento difícil [ndlr: tras su error ante la República de Corea que habilitó a Lee Chung Yong para marcar], porque habíamos ganado dos partidos y yo era el único que no podía disfrutar de ese momento. Soy muy crítico conmigo mismo y me duele cometer fallos. Aunque ganamos el partido, luego además tuve la ocasión de enmendar el error marcando un gol [contra Grecia] y gané confianza.

 

Hablemos ahora de su próximo rival, Alemania. Usted juega allí y conoce la realidad del país. Existe una rivalidad histórica entre ambos equipos.
Cuando dos selecciones con tanta historia se enfrentan, es normal, pero no deberíamos exagerar las cosas. Creo que no tiene sentido que nos enviemos recados a través de la prensa, así que prefiero guardar mi energía y mi rabia para el partido, que es la mejor forma de transmitir tu mensaje.

 

Pues hace tres meses dejaron claro su mensaje, cuando se impusieron en su propia cancha por 0-1.
Hicimos lo que teníamos que hacer. Controlamos el juego y la pelota. Alemania es un equipo al que no le gusta estar sin el balón y eso es lo que tenemos que hacer. Obviamente, tomando las precauciones necesarias, porque tienen muy buenos jugadores, como Klose, Podolski, Oezil, Mueller…

LEÉR MÁS  Godoy Cruz perdió ante Atlético en Tucumán y Lucas Bernardi tendría un pie afuera

 

Este último es compañero suyo en el Bayern de Múnich, ¿qué nos puede decir de la joven estrella alemana?
Es un chico que empezó en los juveniles del club, luchando por hacer realidad sus sueños. Y eso fue lo que pasó esta temporada: se le presentó la ocasión de formar parte del once inicial del primer equipo. Además demostró su condición física durante todo el año, y no hay muchos jugadores que puedan jugar cada partido. Y demostró también su capacidad anotadora. Siempre está acechando el área rival y ahí es letal.

 

Para terminar: viene usted de una pequeña localidad y se encuentra ante un reto inmenso, ¿qué le queda para seguir haciendo historia?
Bueno, para entrar en los libros de historia tenemos que llegar a la final y ganarla. Pero nos queda un camino complicado hasta allá, aunque, al mismo tiempo, estamos muy cerca. Yo sé que soy un privilegiado y valoro mucho el estar aquí. Es algo que no olvidaré en la vida.

fuente: fifa.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here