»Defensivamente estamos bien»

“Creo que pese al esquema ofensivo del equipo no sufrimos mucho en defensa, no hubo desacoples, por eso, juegue quien juegue este equipo defensivamente está bien”, señaló Burdisso en una entrevista con Télam.

El zaguero de la Roma se transformó en una especie de comodín en el fondo para Diego Maradona porque entró en todos los partidos, tuvo minutos en cancha y en dos, hasta ahora, fue titular.

“Somos 23 y todos pueden jugar, no es una frase hecha sino que es la realidad”, remarca el ex defensor de Boca.

Maradona, hasta que no dé la conferencia de prensa del viernes no dará el equipo, pero Burdisso pelea palmo a palmo con Walter Samuel y lo hará hasta que Argentina finalice su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010.

“Acá hay grandes centrales y todos queremos jugar, la cuestión pasa por estar a la altura de las circunstancias y responder en cuanto el equipo lo necesita. Dentro y fuera de la cancha hay que estar atento”, comentó Burdisso.

Ahora para el equipo de Maradona se viene el primer gran rival, porque Alemania es un grande y en este Mundial el seleccionado argentino enfrentó sólo equipos de segundo orden como Nigeria, Corea del Sur, Grecia y México.

“Alemania es un gran equipo, es un grande y no hay dudas que tendremos que estar muy concentrados para el partido del sábado”, explicó Burdisso.

Uno de los fuertes del conjunto alemán es la pelota parada, justamente uno de los puntos altos del seleccionado argentino.

“Con jugadores altos y que cabecean bien como los alemanes no podés tener distracciones. Es un mano a mano, en el que no hay secretos, no hay que dejarlos cabecear y se debe anticiparlos”, indicó el defensor argentino.

Burdisso fue suplente el día que el seleccionado argentino le ganó a Alemania, en Munich, el tres de marzo pasado, en el recordado 1 a 0, con gol de Gonzalo Higuaín.

“No hay dudas que será un partido diferente, porque los dos equipos están jugando diferente. Ellos ahora están pasando un buen momento y lo demostraron en el partido contra Inglaterra”, apuntó.

Para varios jugadores de este equipo podría ser el partido del sábado un desquite de lo sucedido en 2006, cuando Alemania eliminó al seleccionado argentino, en esta misma instancia de cuartos de final, por penales.

“Fue un día muy triste el día que quedamos eliminados, porque estábamos todos muy ilusionados. Ojalá que podamos pasar y revertir ese mal momento vivido hace cuatro años”, señaló Burdisso.

Ser dirigido por Maradona en un Mundial, en la competencia donde el entrenador argentino se transformó en el futbolista más grande de todos los tiempos, es algo especial para los 23 jugadores que están en Pretoria.

“Diego nos transmite su experiencia como jugadores en los mundiales pero desde su lugar de entrenador, algo que es muy positivo. En lo que va del torneo tuvo la virtud de elegir los jugadores en el momento justo”, concluyó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here