La decisión del Comité Ejecutivo de la Liga Profesional de que haya hinchas de los dos equipos en las semifinales de la Copa de la Liga que se jugarán dentro de una semana en los estadios de Huracán e Independiente implica de hecho el regreso del público visitante a los partidos oficiales en la Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires.

En competencias de la AFA, la concurrencia de los visitantes estaba vedada en CABA desde el 26 de junio de 2007 a raíz de los incidentes suscitados en la final del Reducido del Nacional B por el ascenso a la A entre Nueva Chicago y Tigre que derivaron en la muerte del hincha de Tigre Marcelo Cejas. En Provincia, la prohibición comenzó a aplicarse casi seis años más tarde, el 10 de junio de 2013, luego de un enfrentamiento entre efectivos policiales e hinchas de Lanús que provocó la muerte de Javier Jerez, un fanático del equipo granate, antes del partido con Estudiantes en el estadio Ciudad de La Plata.

Sin embargo, la prohibición en Provincia tuvo algunas excepciones en algunos casos puntuales como ciertos partidos de la campaña de Independiente en la Primera Nacional en la temporada 2013/14 y durante las diferentes ediciones de la Copa Argentina. Pero desordenes que sucedieron este año en la cancha de Quilmes en ocasión del encuentro entre Banfield y Sportivo Dock Sud por la Copa Argentina determinaron el endurecimiento de las restricciones por parte de las autoridades de seguridad deportiva de la Provincia, que ya no permiten la presencia de hinchas visitantes en ningún cotejo que se juegue en su jurisdicción por competencias oficiales.

LEÉR MÁS  Tigre derrotó por penales a Argentinos y volverá a jugar una final contra Boca

Sin que se sepa aún la postura al respecto de los organismos de seguridad y las policías de CABA y Provincia, en su reunión de este martes al mediodía, el Comité Ejecutivo de la Liga que encabeza el presidente de la AFA, Claudio Tapia, no aclaró si habrá o no un cupo limitado para la asistencia de los visitantes a las semifinales de la actual Copa y si la medida alcanza sólo a esa instancia o bien se extenderá para el torneo oficial que dará comienzo el 6 de junio y también para los partidos de las diferentes categorías de ascenso.

En el interior del país, la restricciones en algunas ciudades se han ablandado, pero se mantienen en otras. Córdoba, por ejemplo, autorizó este año la presencia de hinchas de Newell’s y River en los partidos que jugaron ante Talleres en el estadio Mario Kempes y en Mar del Plata, hubo parcialidad boquense ante Aldosivi bajo el pretexto de ser «neutrales». Mendoza por su parte, habilitó que haya público de los equipos grandes cada vez que visitaron a Godoy Cruz en el estadio Malvinas Argentinas.

LEÉR MÁS  Ángel Di María será refuerzo de la Juventus, según la prensa italiana

Cuando Colón recibió a Racing por la Superliga 2018/19, Santa Fe permitió la concurrencia de hinchas academicos. En cambio, Rosario Central y Newell’s no han admitido estos años la presencia de hinchas visitantes tanto en el Gigante de Arroyito como en Coloso del Parque Independencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here