Conflicto en el rugby: el presidente de la Unión confía en una solución

Los jugadores del Pladar reciben 2.600 pesos mensuales, más cobertura médica y beca universitaria, por parte de la Secretaría de Deporte de la Nación y de la Unión Argentina de Rugby (UAR).

El titular de la Unión de Rugby de Buenos Aires, en diálogo con Télam, aseguró que “soy optimista en resolver la situación con los jugadores del Pladar. Las reuniones que ellos mantuvieron esta semana con los dirigentes de la Comisión de Competencia de la entidad significaron un acercamiento entre las partes”.

“Nos comprometimos a mantener un diálogo fluido para de esa manera finalizar con el conflicto”, afirmó el dirigente.

El pasado viernes 16 los presidentes de los clubes de la URBA resolvieron, en una Asamblea Extraordinaria, que los jugadores que integran el Pladar sólo pueden jugar en sus clubes si renuncian a la beca que reciben de la UAR y la Secretaría de Deporte.

Y al día siguiente, los jugadores, en desacuerdo con la postura de la URBA, decidieron no renunciar a la beca y, además, no presentarse a jugar en sus clubes.

La Secretaría de Deporte se reunió el martes pasado con dirigentes de la URBA para tratar el conflicto y el martes próximo se sumará a las reuniones el presidente de la UAR, Luis Castillo.

La UAR, a través de un comunicado, llamó »a la reflexión» a la URBA para que contemple el Estatuto de la entidad, que considera que los jugadores becados nos son profesionales Campagnoli deslizó que »el comunicado no fue oportuno, ya que con un llamado telefónico se resolvía de forma más elegante».

Y reiteró su optimismo en encontrarle una solución al conflicto pero aclaró que »el rugby de Buenos Aires es el que tiene que solucionar el tema y no la Secretaría de Deporte o la UAR. No tengo inconvenientes en concurrir a la reunión y explicar la situación, pero no creo que resuelva nada».

El dirigente explicó que »la URBA es una de las principales uniones, con mucho protagonismo de sus dirigentes y de sus jugadores, que son el 40 por ciento de todo el país. Tenemos que recuperar nuestra participación en la mesa chica de la UAR, donde se toman las decisiones más importante del rugby argentino».

También resaltó que el Consejo Directivo de la URBA »es respetuoso de la decisión de los clubes, pero considera que este tema se debe seguir debatiendo y hay que conversar con los jugadores, quienes no participaron de la Asamblea”.

»Los jugadores tienen que tener paciencia y entender que ya se dio el primer paso. Que los clubes autorizaron a jugar a los que integran el Pladar, si resignan la beca, y saben que el Consejo Directivo no tiene una postura necia, ya que decidimos dialogar para destrabar el problema”, añadió.

“Los jugadores que integran el Pladar son muy importantes para el rugby argentino. Soy conciente de que varios clubes no están de acuerdo con la decisión de la Asamblea y por eso creo que hay que abrir el debate”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here