Darío Benedetto y Oscar Romero, ambos lesionados en Boca, intensificaron sus trabajos de recuperación, pero mientras el delantero tiene una probabilidad de llegar en condiciones al superclásico del domingo contra River, el volante paraguayo está prácticamente descartado.

Benedetto, con una lesión muscular en su pierna derecha que nunca se informó con un parte médico oficial, no jugó los últimos partidos ante Huracán y Estudiantes de La Plata y se esfuerza para tratar de jugar sí o sí el Superclásico, o al menos estar en el banco de los suplentes. En la práctica de este martes en el complejo de Boca en Ezeiza hizo trabajos más intensos, y en lo que resta de la semana el técnico Sebastián Battaglia empezará a probarlo con la pelota para ver en qué condiciones se encuentra.

Por su lado, el paraguayo Romero no estuvo el domingo ante Estudiantes por una molestia en su isquiotibial derecho, luego de haber jugado dos partidos en cuatro días ante Central Córdoba de Rosario (por la Copa Argentina) y Huracán (por la Copa de la Liga Profesional) luego de una larga inactividad. Este martes, Romero hizo los primeros ejercicios en la cancha. Pero desde su entorno se deslizó que tiene una pequeña distensión que podría convertirse en algo grave en caso de tener la exigencia de un partido, y más aún tratándose del Superclásico.

LEÉR MÁS  Copa Libertadores: Boca empató 1 a 1 frente a Corinthians en La Bombonera

En cuanto a Diego González, también lesionado y quien podría ser el acompañante ideal para Guillermo Fernández en el mediocampo, continúa en recuperación de un desgarro en el isquiotibial derecho que sufrió el 28 de febrero pasado, y está descartado para el choque del domingo en el Monumental.

Esta mañana, en la primera práctica de la semana y en el predio de Ezeiza, los que jugaron el domingo hicieron los clásicos ejercicios regenerativos de los martes, y el resto tuvo una práctica de fútbol donde el DT paró dos equipos con el esquema 4-2-3-1.

El primer equipo, con los suplentes, se alineó con Leandro Brey; Marcelo Weigandt, Nicolás Figal, Gastón Avila, Agustín Sandez; Jorman Campuzano, Gabriel Vega; Exequiel Zevallos, Eduardo Salvio, Norberto Briasco; Nicolás Orsini.

El otro, con Javier García; Eros Mancuso, Lautaro Di Lollo, Gabriel Aranda y Valentín Barco; Alan Varela y Esteban Rolón; Cristian Pavón, Brandon Cortez y Gastón Gerzel; y Valentino Simoni.

Aunque restan varios días en los que aprovechará para ensayar distintas variantes, en el cuerpo técnico empieza a nacer la idea de que Campuzano pueda reemplazar a Cristian Medina.

En cualquier caso, si el colombiano recupera la titularidad (perdida justamente a manos de Medina el domingo último), será para jugar a la derecha de Fernández, que no se moverá de su posición de volante central luego de mostrar un alto rendimiento.

LEÉR MÁS  La Fórmula 1 no reemplazará al Gran Premio de Rusia

Finalmente, el defensor Carlos Izquierdoz ya se encuentra a la espera de una operación tras fracturarse «la base del quinto metatarsiano del pie izquierdo», según el parte médico.

La demora en la operación se debe a que no llegaron desde el exterior unos clavos especiales que se necesitan para sujetar los huesos de los dedos y, una vez realizada, el tiempo estimado para su rehabilitación es de dos a tres meses, lo que implica que se perderá el resto de la Copa de la LPF.

El plantel volverá a las practicas mañana desde las 9 en el predio de Ezeiza, donde trabajará hasta el viernes; y el sábado lo hará en el complejo Pedro Pompilio para luego quedar concentrado.

En otro orden, llegó a Boca un pedido oficial de Santos (Brasil) por Agustín Almendra por un préstamo con cargo y una opción cercana a los 3 millones de dólares por el 50 por ciento de su ficha. El volante de 22 años se entrena con la Reserva, separado del plantel por Battaglia, debido a una actitud de indisciplina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here