¡Argentina tiene su primera medalla en los Juegos Olímpicos! Los Pumas 7s lo hicieron posible

Y al quinto día de competencia en Tokio 2020, la Argentina consiguió su primera medalla (la 75º de su historia). Fue gesta de Los Pumas en el rugby seven, con triunfo sobre nada menos que Gran Bretaña por 17-12 en el partido por el bronce. Minutos después, Fiji se quedó con la de oro tras vapulear a Nueva Zelanda en la final por 27-12.

Tras un inicio adverso con try de los europeos en los primeros 20 segundos, Argentina se hizo dueño de las acciones y no tardó en apoyar. Primero, con una avivada de Lautaro Bazán Vélez tras un scrum a los 4.09 minutos y más tarde, con otra gran maniobra individual a los 5.50, pero esta vez del habilidoso Marcos Moneta con un notable cambio de ritmo para desairar a Dan Norton. Santiago Mare convirtió una de sus dos oportunidades y era 12-5 para irse al entretiempo.

Entre el cansancio y la ventaja, Argentina buscó dormir el desarrollo en el segundo tiempo pero Gran Bretaña fue y fue y tras una pelota perdida en campo propio por Los Pumas, llegó la igualdad. Ben Harris, el autor del primer try, hizo un gran giro para librarse de la marca y asistió a Ollie Lindsay-Hague. Dan Bibby sumó los otros dos puntos con su patada.

No tardaron nada en retomar el liderazgo Los Pumas 7s, con una gran escapada de Ignacio Mendy, quien puso el try (Mare no pudo convertir) para el 17-12. Era la hora de defender con todo y Germán Schulz y Bazán Vélez hacían lo propio frente al hasta el momento indomable Harris, con un gran tackle y penal a favor de los albicelestes.

Pero faltaba una parada más en defensa. Y fue posible cuando quedan apenas unos segundos gracias a un nuevo tackle de Bazán Vélez y recuperación de Luciano González ante Bibby. Sólo quedaba sacarla a cualquier lado, Mare lo hizo y desató el festejo argentino.

Así, Los Pumas 7s no sólo consiguieron la primera medalla argentina en Tokio 2020 sino que se cobraron revancha de lo sucedido en Río de Janeiro 2016, cuando se inauguró la modalidad seven en la cita olímpica. Aquella vez Gran Bretaña, que terminó llevándose la plata, eliminó a Argentina en cuartos de final en muerte súbita tras un empate 0-0.

Fiji había sido demasiado

Luego de alcanzar un épico triunfo sobre por 19-14 ante Sudáfrica en la madrugada del martes con un jugador menos durante casi todo el partido y tras un inicio adverso de 0-7, los Pumas 7s disputaron por la noche las semifinales frente a la poderosa Fiji, vigente campeona olímpica, que venía de un triunfo implacable por 19-0 ante Australia. Esta vez no pudo ser, fue derrota por 26-14 y con este resultado le queda ahora ilusionarse con la lucha por el bronce, desde las 5.30 de este miércoles, ante Gran Bretaña, que cayó por 29-7 ante Nueva Zelanda, el otro finalista (se enfrentan desde las 6).

En el estadio Olímpico de la capital japonesa, el equipo argentino salió a jugar disminuido por algunas ausencias. Es que el pateador cordobés Gastón Revol no pudo participar del lance de semifinales, por decisión del Comité disciplinario, que le aplicó un castigo de cuatro partidos por el tackle alto y expulsión que recibió en el choque ante los sudafricanos. Tampoco estuvo Matías Osadczuk, quien en el mismo cotejo sufrió una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla izquierda.

Así, de este modo, Rodrigo Isgro y Lautaro Bazán Vélez asumieron los lugares titulares en el elenco de Santiago Gómez Cora.

Los fiyianos asumieron la iniciativa con sus argumentos conocidos: potencia en los duelos individuales y capacidad para desprenderse rápido cada vez que el balón llegaba a las manos de sus jugadores. Y el elenco que dirige el DT Gareth Baber se adelantó 12-0 en la pizarra, con tries de Sireli Maqala y Meli Derenalagi, y una conversión de Napolioni Bolaca.

Entonces Los Pumas 7s reaccionaron y ganaron la supremacía en dos salidas consecutivas, para vivir “su momento” del lance, que derivó en tries del veloz Marcos Moneta (entrando por el centro y no por los costados como suele hacer) y del intuitivo Ignacio Mendy, ambos convertidos por Santiago Mare.

Esa ráfaga en el cierre le permitió a la Argentina irse 14-12 arriba al descanso, aún cuando la sensación de desarrollo desfavorable fue lo que predominó en esos 7 minutos iniciales. El segundo período, en cambio, mostró una faceta más lógica, con la escuadra de Oceanía presionando cada vez que tenía el balón el adversario y forzando las equivocaciones de Los Pumas.

“En este nivel, los errores que cometés los terminás pagando caro ante este tipo de rivales, que te exigen permanentemente”, expresó el DT Gómez Cora a la TV Pública, una vez concluido el partido. «Entramos de colados a la fiesta de estas potencias y nos quisimos llevar la más linda, pero bueno, quedó acá. Ahora buscamos algo muy lindo también», aseguró.

El DT argentino agregó que el mal ránking de Argentina hizo que tuvieron que jugar ante Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, y un poco en broma señaló: «Faltaba que estuvieron los All Blacks de 15».

Lo cierto es que en el segundo período, Fiji consiguió dos tries más, con sus respectivas conversiones, y decoró un triunfo más que lógico ante una Argentina que ya había entregado todo desde lo físico.

El camino previo

La impresionante victoria ante los Springboks que le permitió acceder a las semifinales del certamen olímpico -con notables rendimientos individuales como los de Marcos Moneta en ataque y Lucio Cinti en defensa- fue una de las postas fundamentales para el equipo de Gómez Cora. Pero no fue la única, claro.

El camino empezó con una victoria importante también, sobre Australia por 29-19 en el estreno del seleccionado argentino. La caída ante los All Blacks de la segunda fecha por 35-14 pudo haber impactado en el conjunto nacional, sobre todo porque inició ganando aquel duro encuentro y tras la revertida neozelandesa logró incluso empatar, hasta ver escaparse el partido. Sin embargo, eso no sucedió y los Pumas 7s cerraron con la contundencia de un equipo que ilusiona su fase de grupos.

Fue el lunes por la noche, cuando los argentinos no tuvieron piedad y vapulearon a su par de Corea del Sur por 56-0 en el tercer y último encuentro de la etapa clasificatoria de la Zona A en los Juegos Olímpicos de Tokio, celebrado en el estadio Nacional de la capital japonesa. El conjunto dirigido por el bonaerense Gómez Cora garantizó así su acceso a los cuartos de final del torneo, con una rotunda goleada, la más amplia en lo que va del certamen, para luego sorprender a la difícil Sudáfrica para soñar en grande con la hermosa sensación de colgarse una medalla olímpica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here