A dos partidos del objetivo

Sin otra competencia con la que repartir esfuerzos, en la pretemporada pactaron jugar por el campeonato como más les gusta: como si fuesen duelos mano a mano.

El 2020 recién había comenzado y River se encontraba en medio de cerros patagónicos. San Martín de los Andes fue el lugar elegido para hacer una preparación que sería corta -e intensa- dada las obligaciones del calendario. Antes de la reanudación de la Superliga, el conjunto de Núñez estaba en la quinta posición, a tres puntos de Argentinos Juniors, pero con la posibilidad de saltar enseguida a la cima junto con el Bicho de La Paternal. Es que debía un encuentro, el clásico con Independiente. Eran ocho finales las que tenía por delante el equipo del Muñeco para ir por el certamen doméstico, sin tener otra competencia en el medio. La cabeza enfocada en la Superliga.

Entonces, rodeado de un paisaje paradísiaco, con mucho verde alrededor, hubo un mensaje claro y contundente de parte de Marcelo Gallardo y su cuerpo técnico. Que enseguida fue captado por los jugadores y recitado a modo de prédica. Como una especie de juramento. ¿De qué se trataba? De jugar los ocho partidos que le quedaban a River en la recta final de la Superliga como si fueran por una Copa. Es decir, como si no hubiese un después. Como si se tratase de eliminaciones directas. Como un mano a mano, la especialidad del River de Gallardo. En ese rubro ganó 53 de 64 (el 82%).

LEÉR MÁS  Juegos Olímpicos: 79 casos de coronavirus y dos atletas desafectados de Tokio 2020

Los partidos van pasando y River ya hilvanó seis victorias consecutivas. Como en un programa de entretenimientos hasta ahora respondió bien todas las preguntas y subió hasta el sexto de los ocho escalones sin fallar. Ahora, le quedan dos pruebas por afrontar y llevarse el premio: Defensa y Justicia, el sábado en el Monumental y Atlético Tucumán, de visitante, una semana más tarde. Y las claves para que no existan fisuras, más allá de sufrimientos pasajeros, se encuentran en la mentalidad ganadora, la personalidad y un juego de gran nivel e intensidad a alta velocidad. Una búsqueda constante del fútbol total, con un esquema versátil, en el que todos los futbolistas atacan y todos defienden, jueguen en la posición en la que jueguen. “River vuela”, se escucha decir a los rivales.

A River lo respaldan, además, algunas rachas. De visitante no pierde hace casi 16 meses por la Liga local. Lleva 17 partidos invictos (13 triunfos y 4 empates). En esa performance se sustenta la campaña en esta Superliga. En el presente torneo, en esa condición ganó nueve encuentros y empató dos. Obtuvo el 88% de los puntos. Sacó 29 de los 45 tantos con los que lidera el campeonato. Por otra parte, ostenta el mejor arranque de año en la historia del club junto al del equipo de José María Minella en 1963: ganó seis encuentros consecutivos. Y si el sábado vence a Defensa y Justicia, tendrá el record. Si lo hace, también alcanzará la mayor racha de triunfos seguidos en la era Gallardo, que es de siete partidos. Sucedió cuatro veces: dos en 2014, una en 2017 y una en 2018. Pero la quinta tendría una particularidad: sería en un mismo torneo, a diferencia de las otras que incluyó partidos de más de una competencia.

LEÉR MÁS  "Nunca había sentido tanta felicidad", confió Vecchio tras el triunfo de Rosario Central

“Nos propusimos ganar todo hasta el final. El equipo muestra experiencia, madurez, personalidad… No se dejó llevar por el resultado de Boca. Si seguimos así, con esa mentalidad, todo va a ir bien. Hay que seguir hasta el final. Los demás siguen ganando. Quedan dos partidos. Estamos cada vez más cerca, pero no hay que bajar los brazos”, expresó Gallardo (alcanzó el segundo puesto de los mejores entrenadores del mundo, detrás de Jürgen Klopp, DT del Liverpool, según el sitio Club World Ranking ) luego de la victoria de River a Estudiantes en La Plata. Y agregó: “El equipo sigue respondiendo. Me gustó que vinimos a esta cancha a ganar, no a especular. Ese es nuestro ADN”.

Y en la genética del River de Gallardo están esas características que mencionó el Muñeco. Y son esenciales en la búsqueda de la Superliga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here