Descubren otro robo del plagiador que firma como NIK

Un prestigioso ilustrador italiano denunció públicamente al humorista gráfico argentino Nik por haber “copiado” en el diario La Nación un dibujo que tiene tópicos propios de uno de sus trabajos publicados nada menos que en la tapa de la reconocida revista británica The Economist. “No puede tener sus propias ideas”, cuestionó.

El hecho fue dado a conocer por el dibujante y diseñador gráfico Luca D’Urbino –que publica sus trabajos habitualmente también en The New York Times, La Repubblica y La Stampa– quien denunció las prácticas por la que Nik fue señalado en varias oportunidades por muchos otros autores.

Esta vez, el dibujo que Nik se robó fue un diseño de portada de la edición de marzo pasado de la revista The Economist, que refiere a la situación de la economía en medio de la pandemia de coronavirus bajo el título “Todo bajo control”.

En ella se ve a una mano gigante que alude al Estado sosteniendo con una correa a un hombre que a su vez lleva de la misma manera a un perro. Se trata de una crítica al rol de los estados y sus presuntas políticas de vigilancia y control social en el marco de la pandemia.

Lo notable es que el dibujo que a Nik se le cuestiona como plagio, tiene la misma idea, aunque con la estética de sus personajes: un gigante bajo el cartel de “Estado” que sostiene con una correa a un hombre, que a su vez lleva de la misma manera a un perro que a su vez orina a una planta identificada como “economía”.

D’Urbino se hizo eco de esta cuestión y publicó las similitudes y criticó duramente al conocido plagiador argentino. “Copió mi trabajo!”, afirmó y acusó a Nik de “no tener sus propias ideas”.

LEÉR MÁS  El protocolo de la AFA: prohibido escupir, besar la pelota e intercambiar camisetas

Luego cuestionó tanto al dibujante como al medio que lo publicó: “¿Algo que decir, señor Gaturro? ¿Algo que decir @lanacion?”

No es la primera vez que, Cristian Dzwonik, Nik, es señalado por publicar trabajos muy similares o exactamente iguales a los de sus colegas, tanto del país como del exterior. Incluso hay quienes señalan que Gaturro en sus comienzos era el plagio al querido Garfield.

El tema ya era ampliamente conocido en febrero de 2004, cuando el propio Quino hizo referencia a él cuando en una entrevista publicada por Página/12 le preguntaron si tenía buena relación con los demás dibujantes. En su respuesta, empieza destacando su amistad con Rep, y enseguida agrega: «Diría que en general me llevo bien con todos, menos con Nik, que publica en La Nación y empezó robando muchísimo a Rudy, a Daniel Paz, de Página/12. Nik vino a crear un malestar por primera vez entre los dibujantes argentinos. Nadie lo soporta. Al punto que si hay una mesa redonda, todos participan con la condición de que él no esté».

Justamente Miguel Rep, es un duro crítico no solo de los plagios de Nik, sino también de actitudes discriminatorias que señaló en sus dibujos. «Hace unas semanas me comunicaron que soy un candidato al Premio Konex, en una terna que comparto, entre otros, con este señor Nik. Bueno, aprovecho estas líneas para renunciar a ese privilegio. No quiero que me metan en la misma bolsa. Muchas gracias», escribió en una columna de opinión publicada en este diario en mayo de 2002 .

LEÉR MÁS  La AFA rompió oficialmente el contrato con Fox Sports-Disney

El repudio creció hasta cruzar la cordillera y generó un boicot de los dibujantes chileno al «Festival de Autores de Santiago», que lo habia invitado. “Los y las dibujantes, historietistas, escritores y lectores que firmamos el presente comunicado repudiamos la invitación del dibujante Cristian Dzwonik ‘Nik’ al Festival de Autores de Santiago (FAS) a realizarse en el Centro Cultural Gabriela Mistral en noviembre de 2018. Esto se debe a su contumaz e incesante historial de plagios a colegas que degrada e infringe la ética del oficio, por lo que creemos que con estas invitaciones y reconocimientos en festivales donde se celebra a los autores, no se hace más que reforzar la impunidad de su mala práctica“.

Cuando lo consultan sobre las acusaciones, Nik acostumbra responder que “siempre aparecerán una o dos cosas parecidas, más con una obra de 60 mil dibujos publicados”. Pero los parecidos se repiten, como lo muestra esta breve selección de los denunciados, tanto con autores célebres, como Quino o Fontanarrosa, o con otros menos conocidos.

Otros, más enojados, califican a Nik como «plagiador, ladrón, impostor y estafador. Sobre todo, porque estafa a su público, con la producción de otros artistas y humoristas. Aunque tiene varias demandas y paseos por tribunales, la mayoría de los autores robados no le hace denuncias porque el tipo se sigue burlando. Nada lo detiene. Y en donde publica, lo siguen bancando», dice la periodista Pau Sales. 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here