Hajime Moriyasu se mostró feliz luego de que la selección asiática superara por 2 a 1 a España y lograra clasificar a octavos de final. La selección nipona está participando por séptima oportunidad en un Mundial y es la cuarta vez que accede a la siguiente ronda luego de competir en la fase de grupos.

El director técnico de Japón, Hajime Moriyasu, dijo que desea «establecer un nuevo récord» para el seleccionado de su nación «avanzando a cuartos o incluso más allá», luego de vencer a España 2-1 y clasificar a octavos de final como primero del grupo E, incluida la victoria sobre Alemania en la primera fecha.

«Los jugadores están mostrando una imagen distinta y una nueva posibilidad de competir en el escenario mundial y quisiera establecer con ellos un nuevo récord para Japón avanzando a los cuartos de final o incluso más allá», enfatizó entusiasmado Moriyasu ante los representantes de la prensa.

Esa ilusión del entrenador se debe a que la selección nipona, que está participando por séptima oportunidad en un torneo ecuménico, es la cuarta vez que accede a la siguiente ronda luego de competir en la fase de grupos, por eso evalúa «ir por mucho más allá».

«Mil gracias a nuestros aficionados y al pueblo japonés por su apoyo porque es gracias a ellos también que logramos remontar este partido complicado con España», apuntó.

A lo que el desbordante de alegría Moriyasu añadió: «Estoy feliz de haber logrado resultados que nos permiten celebrar junto a todos ellos», concluyó.

Japón ahora deberá enfrentar a la selección subcampeona del mundo en Rusia 2018, Croacia, que pasó a octavos como segunda en el Grupo F, el próximo lunes a las 12 en el estadio Al Janoub.