No hay dudas de que DWWA es una de las competencias vínicas internacionales más importantes del mundo. Y no sólo porque ha evaluado este 2012 unas 14.000 muestras, sino también por el impacto de sus resultados en el retail del Reino Unido y de todos los países que tienen como referente dicho mercado.

Específicamente, la Argentina presentó más de 700 muestras que fueron evaluadas por un panel de expertos de vinos… argentinos. Es decir que el jurado que tiene a cargo una región específica es reconocido en dicho lugar por los productores. Y esto también aporta al aval de los resultados.

Luego de cuatro días de degustar unos 80 vinos diarios, llega el momento de los International Trophies, aquellas medallas de oro que consideramos pueden competir con sus pares del mundo en cada categoría. Recordemos que en 2011 la Argentina había sido el país récord con seis premios, uno más que Francia, y que en 2010 había quedado segunda, a un solo Trophy del país galo. Y si relacionamos esto con la cantidad de vinos presentados (pocos respecto de los principales productores del mundo), el resultado adquiere mayor impacto.

Pero este 2012 no se mostraba tan consistente. Y no hablo de la cosecha porque en abril, cuando suceden los tastings, no hay vinos del año, sino del conjunto. Recuerdo que mi primer impacto fue ver tan pocos Torrontés 2011 en la competencia. Algo ilógico habiendo sido el varietal blanco aromático más destacado del mundo por debajo y por sobre las 10 libras en la competencia anterior.

¿Cómo podía ser que el mejor blanco aromático del mundo no se presentara?, me preguntaba. Y luego llegó la avalancha de vinos, pero ya no con las sorpresas de 2011, sino más bien con algunos indicios que recordaban años anteriores.

Y esto quedó reflejado en una primera instancia en la menor cantidad de medallas obtenidas, 7 vs. 9 Regional Trophies, y 11 vs. 18 medallas de oro.

En lo personal, cuando enviamos los siete Regional Trophies, es decir, los vinos medalla de oro que consideramos representativos de cada categoría y capaces de competir con sus pares del mundo, recuerdo haber comentado que no me sentía confiado como en 2011.

Básicamente porque la mayoría de esos vinos no tenían la misma fuerza y nitidez y, por ende, les costaría sobresalir.

Y así fue, obtuvimos tres. Pero no hay que pensar que son sólo tres, sino que hay que decir que se trata de otros tres premios que sirven para confirmar varias cosas.

Por un lado, que el Torrontés es mejor blanco aromático del mundo ya que una vez más obtuvo dicho premio. Y si no sacamos el de más de 10 libras, fue porque muchos no se presentaron. También que el Malbec es uno de los mejores vinos varietales de precio accesible, aunque en 2011 ese puesto se lo había arrebatado el Bonarda. Y que en blends tintos, una de las categorías más reñidas, somos realmente buenos ya que volvimos a sobresalir. Es decir que estos tres vinos han sido elegidos entre más de 14.000 y quedaron en lo más alto. Algo que es para celebrar.

En 2012

Dry Aromatic under £10
Amalaya 2011
Cafayate, Salta, Argentina
Red Single Varietal under £10
Bodegas Salentein Portillo Malbec 2011
Uco Valley, Mendoza, Argentina
Red Blend over £10
Bodegas Santa Ana Unánime 2007
Mendoza, Argentina

En 2011

Red Single Varietal under £10
Argento Bonarda 2010
Mendoza, Argentina
Red Single Varietal over £10
Bodegas dos Andes Chaltén Malbec Colección 2009
Neuquén, Patagonia, Argentina
Dry Aromatic under £10
Etchart Privado Torrontés 2010
Salta, Argentina
Red Blend over £10
Sophenia Synthesis The Blend 2008
Tupungato, Mendoza, Argentina
Dry Aromatic over £10
Terrazas de los Andes Selection Torrontés 2010
Salta, Argentina
Red Bordeaux Varietal under £10
Viñalba Cabernet Merlot 2009
Río Negro, Patagonia, Argentina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here