Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alberta, Canadá, determinó que tomar una copa de vino diario es igual que realizar una hora de ejercicio. Esto se debe a que la bebida contiene resveratrol, un compuesto que estimula la función del corazón, músculos y huesos.

El investigador principal Jason Dyck, explicó en Science Daily que el descubrimiento podría ser útil para aquellos que no pueden hacer ejercicio dado que el resveratrol podría imitar el ejercicio o mejorar los beneficios del escaso ejercicio que realicen.

Esta ecuación está estrictamente reservada al tinto y los beneficios se obtienen sólo con un vaso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here