Tinto para el calor

Una nueva avanzada de tintos delgados, casi rosados subidos de tono, llegó a la góndola en los últimos años. ¿El objetivo? Acompañar la afición de beber tintos cuando aprieta el calor.

Los así llamados tintos de verano -no confundir con los españoles servidos con gaseosas, limón y hielo- están elaborados a contar de unas técnicas y uvas distintas a fin de poder beberse fríos. El mejor ejemplo de esta movida es Santa Julia Tintillo (2017, $ 198), un blend de malbec y bonarda que echa mano de la maceración carbónica para dar vida a un tinto sin taninos pero con alta expresión aromática, que es la razón de ser para esta técnica. Como él, también hay que observar el ejemplo de DV Clarete Malbec (2015, $ 535) que, sin ir tan al hueso del verano, propone ligereza para un tinto clásico, al ofrecer un tinto ligero. O bien Ji ji ji (2017, $ 325), una cruza de malbec con pinot noir que logra tensión de paladar.

LEÉR MÁS  Sorpresa por una abrupta caída en el consumo de vinos en septiembre

Pero si de buscar frescura y sabores frutales se trata, en la góndola actual hay buenas opciones de la mano de una variedad en ascenso: garnacha. Oriunda del mediterráneo francés donde se la conoce como grenache aunque cultivada en toda España como garnacha, es una uva adaptada al calor que conserva intacta la frescura y aporta poco tanino. Hoy comienza a esbozar un pequeño fenómeno en nuestro país, con ejemplares como Estancia Los Cardones Tigerstone (2015, $ 450), Ver Sacrum (2014, $ 420), Desquiciado (2017, $ 250) y Pala Corazón (2017, $ 250), este último elaborado con maceración carbónica también, que ofrecen paladares amplios y delicados como para beber frapé.

LEÉR MÁS  Seis vinos argentinos, entre los 100 mejores del año

Pero si el fenómeno de los tintos de verano podría acotarse a ellos, aún falta otro grupo. Están elaborados a partir de uvas criollas y ofrecen aromas atenuados, poco cuerpo y frescura moderada, ideales para beber más bien fríos. ¿Ejemplos? Un puñado basta y sobra dar cuenta la movida: los salteños Sumak Kawsay Criolla Chica(2015, $ 250) y El Esteco Old Criolla 1958 (2016, $ 515), a los que se suman los mendocinos Vinilo Ruido Remix (2017, $ 250) y Proyecto Las Compuertas Criolla Chica (2017, $ 195).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here