Por qué hay una crisis en la industria del vino en la Argentina

El vino enfrenta dos problemas grandes. Uno es un cambio de hábito: durante la década del ’60 se tomaba, en promedio, noventa litros por persona por año. Hoy día, esa cifra descendió a veinte litros por persona por año. Además, la bebida a base de uvas perdió volumen en principal medida porque su protagonismo fue robado por la cerveza.

En manos de la cerveza y el fernet, los vinateros perdieron su público joven. El lado positivo en esta situación es que, si bien se toma menos vino, se toma de mejor calidad.

El segundo problema para el vino es el atraso cambiario. El dólar -más allá de la discusión de si está bien o está mal el impacto que tiene para cada uno la suba del dólar- para la industrias exportadoras está atrasado. Eso significa que hoy día el vino pierde cada vez más mercados internacionales por cuestión de precio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here