Una grapa mendocina fue consagrada como el aguardiente del año a nivel mundial. El premio fue otorgado por el concurso internacional “Destillata”, con sede en Austria. Participaron 1.600 muestras en los distintos tipos de aguardientes, incluida la grapa. El destilado de Mendoza, elaborado en base a orujo de uva Cabernet, obtuvo la gran medalla de oro, el reconocimiento más importante de este certamen.

 

Una grapa mendocina de orujo de uva Cabernet obtuvo la gran medalla de oro en el concurso internacional “Destilatta” 2010, convirtiéndose en el aguardiente del año a nivel mundial.

La empresa Sol de Los Andes, respaldada por una prestigiosa tradición de viticultores, enólogos y cerveceros que se remonta a 1870 en nuestro país, presentó el aguardiente de orujo de uva varietal Cabernet que se consagró en primer lugar, superando a grapas de Estados Unidos, Austria, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Sudáfrica y China.

“Destillata” es uno de los concursos de mayor envergadura y reconocimiento en materia de destilados y espirituosas en el mundo.

Todos los años empresas del rubro se reúnen a competir por igual en Austria y en el 2010, alrededor de 198 establecimientos presentaron un total de 1.600 muestras en los distintos tipos de aguardientes, incluida la grapa.

LEÉR MÁS  Día del Vino: Mendoza con una gran agenda de celebraciones

La muestra de Mendoza tuvo 148 competidoras y fue evaluada en forma simultánea por dos jurados. Como dato de interés, cabe destacar que, en el caso de existir disparidad en el puntaje, interviene un tercer jurado que define su calificación final.

La familia Hilbing y, fundamentalmente, el enólogo e ingeniero agrónomo, Rolando Hilbing es el mentor de la grapa Aniapa, medalla de oro, al igual que de la grapa elaborada con el varietal Malbec que el año pasado ganó la medalla de plata.

Para participar de este gran certamen mundial, el producto debe cumplir con estrictas exigencias internacionales de calidad y tener presencia en el mercado europeo. Para garantizar la absoluta seriedad de la calificación, las empresas tienen que presentar análisis de la muestra, que son comparadas con el producto existente en el mercado.

De existir adulteración se aplican multas e inhabilitación para presentarse en futuras ediciones de “Destillata” con riesgo de perder la comercialización del producto en el mercado común Europeo.

LEÉR MÁS  Realizarán la Expo Vinos Pequeños Bodegueros de Mendoza

La “gran ganadora” es fabricada en la destilería ubicada en Villa Nueva, Guaymallén. Es un aguardiente elaborada en forma artesanal, pero con el respaldo de un alto nivel de tecnificación, ya que la fábrica es una de las pocas del país que trabaja con tecnología de vanguardia.

Galardón de oro 

El premio fue entregado on line a la familia Hilbing en un acto realizado el día 12 de marzo , en el que estuvo presente el presidente de la Cámara de Agricultura de Austria, Gerhard Wlodkowski, el Ministro Federal de Agricultura, Silvicultura Niki Berlakovich y el Presidente de Destillata Anton Gangl.

Grapa: características y origen

La grapa es un aguardiente de orujo de uva con una graduación que habitualmente oscila entre 39° a 42°. Se obtiene mediante la destilación de la piel de la uva fermentada o semi-fermentada, en alambiques.

A la vista, se percibe cristalina y brillante. Al paladar, una buena grapa permite sentir la presencia de la uva pasa, suave e intensa.

LEÉR MÁS  Realizarán la Expo Vinos Pequeños Bodegueros de Mendoza

Su aroma frutal es fuerte y persistente, aunque no agresivo. Se elabora a partir de varietales como Merlot, Cabernet, Malbec, que pueden degustarse solos o combinados (blend) Se trata de una bebida que puede acompañar distintos momentos del día: una gotita en el café de la mañana, como aperitivo o acompañando el postre, después de una buena cena.

Se trata de una bebida muy popular, originaria de la ciudad de Bassano de Grappa, Italia, que se encuentra al norte del ese país. De ahí su nombre, aunque por deformación lingüística, se la puede llamar de muchas formas, como grasparossa, en la región del Veneto. A la Argentina llegó a través de los inmigrantes, y fue considerada como la bebida de los obreros.

Hoy vuelve a ponerse de moda, sobre todo en Europa donde es un aguardiente muy solicitado, sobre todo por los jóvenes. Sola o combinada en tragos, se sirve en las barras de bares y pubs del  viejo continente, costumbre que comienza a observarse en nuestro país, donde cada vez con mayor frecuencia se efectúan catas y degustaciones de este producto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here