Fecovita se está posicionando en una economía que hace tiempo dejó de ser emergente: China. Mediante una alianza con el grupo francés Vinadeis, el enlace al mundo oriental ha sido un gran éxito.

“A partir de esta sucursal nos abrimos a toda Asia y ya abarcamos otros mercados además de China, como Taiwán, Malasia, Singapur y Corea”, cuenta Virginia Toledano, de Comercio Exterior de Fecovita.

En cuanto a las nuevas formas de negocio, Gustavo López -gerente de Comercio Exterior de la empresa- asegura que con esta oficina “cambia totalmente la naturaleza de nuestro acercamiento al mercado”, aclarando que “es muy importante para nosotros tener un grupo de personas trabajando allá permanentemente”.

Por su parte, Eduardo Sancho, presidente de Fecovita, remarcó la importancia que tiene hoy para el sector cooperativo estar presente en Asia: “En todo nuestro esquema, las cooperativas han comenzado a elevar el volumen en vinos de media y alta gama, por lo que la estadía permanente en un mercado fuerte como China nos permite colocar este tipo de productos y redundar en un mayor margen para el productor”.

Hui Qi, licenciada en Enología y brand manager, trabaja exclusivamente para Fecovita  en Shangái y afirma que “la gran estructura de Fecovita  y la posesión de marcas con 130 años de historia atrae un interesante número de clientes”.

Además sostiene que “hay una buena relación entre precio y calidad, sumando a esto la gran capacidad de producción, que asegura un precio relativamente estable y de calidad para ofrecer a nuestros clientes”.

De los países asiáticos, China es el que mayor cantidad de vino argentino compra (33,6%), según el informe de exportaciones vitivinícolas de Caucasia Wine Thinking, teniendo como principal seguidor a Japón (30,8%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here