Exportaciones: en lo que va de 2018 se duplicaron los envíos de vinos a granel

Los 72 millones de litros que se colocaron en el exterior son insuficientes para una reducción de stocks significativa.

Desde enero a octubre se han exportado 74 millones de litros de vino a granel, lo que duplica el volumen que se envió al exterior en todo 2017. Sin embargo, desde la cámara que agrupa a 52 empresas exportadoras, comercializadoras y de servicios afines señalan que se deberían ubicar en el mercado internacional otros 350 a 400 millones de litros para reducir los stocks. En particular porque la cosecha en el hemisferio Norte ha sido muy buena y se anticipan resultados similares en la local, para que no caigan los precios.

José Bartolucci, presidente de la Cámara Argentina de Vinos a Granel, señaló que en los últimos años el país ha tenido una participación de 1,4 a 2,35% en el mercado externo de vino a granel. En 2017, se ubicó en el puesto 13; bastante por detrás de España (18,60%,) Italia (12,30%), Chile (10,50%) y Australia (10,20%). La mira de la entidad está puesta en desarrollar nuevas opciones para llevar ese porcentaje al 10 o 12%.

En cuanto a los principales destinos, Bartolucci indicó que Estados Unidos es un mercado muy interesante (este año ha representado el 6,27% de las exportaciones argentinas de granel). Sin embargo, agregó que apuntan a Asia, fundamentalmente China, que como país importador tuvo un crecimiento interanual 2016-2017 en valor de 49%.

Uno de los inconvenientes que enfrentan los exportadores locales de vino a granel es que las cosechas de 2016 y 2017 fueron bajas, por lo que los precios se elevaron y se perdieron mercados. De hecho, las exportaciones de granel (en hectolitros) muestran una caída sostenida desde 2014, con una leve recuperación en 2015; mientras que las de fraccionado se han mantenido sin variaciones significativas en los últimos 10 años.

Fuerte competencia

Mientras Argentina caída, Chile fue ganando espacios con Malbec a precios más bajos y más estables que los argentinos. Ahí residen otras dificultades: los obstáculos para ser competitivos -algo que la actual cotización ha revertido en parte, ya que se deben considerar las retenciones y la reducción de los reintegros- y los costos de logística, que Bartolucci calificó como “el gran desafío”.

Para ilustrarlo, resaltó que los vinos chilenos a granel tienen un costo para llegar a puerto de 3 centavos de dólar por litro, mientras los argentinos, de 8 centavos de dólar; lo que significa una diferencia de 5 centavos (cuando el precio del litro puede rondar el dólar).

Por otra parte, el vino argentino tiene que pagar un arancel de 20% para ingresar a China, de 2,1% a Perú, de 8% a México, de 14 centavos de dólar el litro para entrar a Estados Unidos y de 9 centavos de euro por litro para la Unión Europea. En todos estos mercados, Chile tiene arancel cero. De ahí que otro de los objetivos de la cámara, que se creó hace unos meses, sea trabajar de modo asociado para que las problemáticas específicas del sector sean visibilizadas.

En los próximos días estarán participando de la 10° Exhibición Mundial de Vino a Granel, en Ámsterdam (Holanda), donde se conocerán las tendencias y calidades mundiales. Y tienen previsto organizar para mediados de 2019 una  feria en Argentina para que actores internacionales del rubro visiten bodegas y puedan participar de encuentros de negocios, conferencias y debates.

Apertura de mercados

El consumo interno sigue bajando y en 2017 llegó a ser de apenas 20,2 litros per cápita.

De ahí que los excedentes -que rondan los 350 a 400 millones de litros– deban ubicarse en el exterior para reducir los stocks y evitar la caída del precio en el mercado interno.

Aún más, porque la cosecha   en el hemisferio norte -Estados Unidos, España, Italia y Francia- ha sido mucho mejor que la del año pasado, lo que reduce las posibilidades de ubicar el vino a granel en esos mercados. Para entenderlo, el 45% de las exportaciones locales de enero a setiembre han tenido como destino España, que en 2017 fue el principal vendedor en el mercado internacional. 

Año de crecimiento

En comparación con los primeros nueve meses de 2017, la exportación de granel varietal se mantuvo en los 19 a 20 millones de litros (principalmente malbec), pero trepó la de vinos sin mención varietal: pasó de los 3,7 millones en 2017 a 38 millones este año. 

En lo que va del año, el 99% de las exportaciones a España fueron de vinos genéricos; el 89% de las que tuvieron como destino el Reino Unido fueron de malbec; 53% de las que llegaron a Canadá fueron de genéricos, mientras 19% de syrah y 10% de torrontés riojano. Además, el 73% de las que llegaron a Estados Unidos fueron de malbec, 15% de genéricos y 4% de cabernet sauvignon, lo que muestra la predominancia en cada mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here